Ibiza: la isla de los dioses

ibiza.jpg

Los fenicios dijeron de ella que estaba bendecida por los dioses y el mismo Nostradamus predijo que la isla sería el último lugar de la tierra donde existiera vida en caso de guerra nuclear. No hablamos de ningún lugar ajeno a nosotros. Nos referimos a la popular y mágica isla de Ibiza.

Seguramente te estarás preguntando a qué se deben estas curiosas creencias que llevan incluso a algunos viajeros a guardar como amuleto particular un frasquito con tierra del lugar. Para algunos la explicación radica en el carácter no volcánico de sus tierras, para otros en unas corrientes de aire especiales pero de un modo u otro algo divino debe haber en esta isla a juzgar por sus paisajes de ensueño y su enorme fama mundial. Así que un lugar como este se merece un post en Donde Viajar. Como no…


Los ibizencos, con su carácter, te transmitirán paz y armonía. Y con esta actitud comenzarás un viaje que seguro tienen mucho que ofrecerte. Nada más bajar del avión, muy cerca del aeropuerto, encontrarás un paisaje natural de gran belleza: las ancestrales salinas. Se trata de una capa de sal que aparece en verano cuando el agua se evapora dando como resultado una estampa muy bonita que no estará nada mal para empezar.

La isla de Ibiza tiene cinco municipios: Eivissa, la capital. Santa Eularia des Riu, Sant Antoni de Portmany, Sant Josep de Sa Talaia, Sant Joan de Labritja.
Cada una de ellas a pesar de su extensión cuenta con posibilidades infinitas para el disfrute de los turistas. Ibiza es pequeña pero da para mucho.

Una opción apasionante son las Cuevas de C’an Marça donde puedes encontrar estalactitas y estalagmita de formas impresionantes mientras visionas el mar y te dejas embriagar por el misterio de otras épocas en las que la única manera de encontrar en ese mimo sitio sería siendo un contrabandista. El espectáculo musical desarrollado en su interior es digno de contemplar.

No menos interesante son la gran variedad de mercadillos que encontrarás por distintos puntos de la isla. Aquí podrás transportarte al mundo de los hipíes y adquirir además objetos de todo tipo curiosos y originales para llevarte de vuelta.

Algo que no podrás perderte son las playas. Te resultará difícil quedarte con una porque toda la costa es bellísima: las playas de Santa Eulalia y Cala Blanca, Cala de Sant Vicent y Portinaitx en San Juan, Isla Margalida en San Antonio Abad, Cala D’Or, Cala Bassa y Cala Tárida en San José son algunas de las más significativas.

Por supuesto, no puedes permitirte abandonar la isla sin disfrutar de su envidiable ambiente nocturno. Uno de las zonas de más marcha es la del puerto, alrededor del cual podrás encontrar decenas de restaurantes, pubs, discotecas e incluso tiendas de souvenir abiertas toda la noche.

En cuanto a la Ibiza más cultural convienen que visites la catedral, el museo arqueológico o los históricos edificios de Dalt Vila, el centro histórico de Ibiza. Situado en la cumbre de la colina y rodeado por los viejos muros de la ciudad hará que te enamores de él.

Foto: Str1ke

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...