Gran Canaria en bicicleta

Una gran forma de conocer el territorio es en bicicleta, ya que es una práctica que poco a poco ha ido ganando adeptos en el territorio, tanto por los propios lugareños, como por los viajeros que llegan allí con ganas de hacer otro tipo de turismo, más compenetrado con el medio y el entorno.

Tomar unas vacaciones no siempre tiene que significar no hacer nada y solamente descansar, una buena manera de relajarse y escapar del estrés de la vida diaria es poniendo el cuerpo en movimiento como a veces no se hace en el lugar dónde vivimos, por lo que una excelente idea por ejemplo a la hora de hacer uno de los viajes Gran Canaria, es hacerlo a bordo de una bicicleta, para ejercitar el físico mientras se estimulan todos los sentidos.

Gran Canaria

Gran Canaria es definida como si se tratase de un cotinente en miniatura, nombre que se ha ganado por la gran diversidad de su territorio, que encierra paisajes realmente formidables que son dignos de ser visitados con tiempo ya que nada tiene desperdicio. Una gran forma de conocer el territorio es como dijimos anteriormente, en bicicleta, ya que es una práctica que poco a poco ha ido ganando adeptos en el territorio, tanto por los propios lugareños, como por los viajeros que llegan allí con ganas de hacer otro tipo de turismo, más compenetrado con el medio y el entorno.

Es debido a esto que se han ido abriendo y armando diferentes rutas en bicicleta por toda su extensión, diversos itinerarios que llevan al viajero a ver por diferentes sectores lo que la isla tiene para ofrecer, por todos los 21 diferentes municipios en los que se divide. Los paseos se pueden realizar en grupos guiados, siendo esta siempre la mejor de las opciones, ya que por lo general la caravana de bicicletas se encuentra encabezada por un experto en las rutas que sabe exactamente cuales son los terrenos más seguros por los cuales pasar, y cuales son los caminos que hay que tomar para aprovechar al máximo la jornada.

Las rutas para los turistas han sido desarrolladas incluyendo las carreteras más tranquilas para pedalear sin afanes ni riesgos por el tránsito, también se incluyen calles de los sectores vecinales que han sido perfectamente asfaltados, para que andar sea sencillo.

En general los paseos comienzan bien temprano en las mañanas de los días con buen clima, con la intención de aprovechar las mejores horas de luz, y se recomienda ante todo llevar ropa y calzado cómodo, además de suficiente agua para mantenerse hidratados como corresponde. En cuanto a las bicicletas, las empresas organizadoras por lo general también alquilan los equipos necesarios para disfrutar de la experiencia sin tener que preocuparse por nada.

Foto: I Bike Fresno de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...