Gastronomía de Escocia

whisky

La gastronomía de Escocia se ve nutrida de la gran riqueza del mar y la tierra: la ternera Angus, el venado, el pescado y el marisco, los quesos, las fresas, la moras y las frambuesas; así como también la caza: ciervo, faisán, urogallo o perdiz. La oferta en restaurantes es rica y variada, con diferentes gamas. Además, en los últimos veinte años se ha dado lugar a un montón de nuevos cocineros que se dedican a crear platos imaginativos y deliciosos con todos esos productos típicos. Los escoceses son grandes consumidores de azúcar, sal, carne, mantequilla y chocolate, aunque poco a poco han intentando incluir más pescados, pan y verduras en sus recetas.

Una de las formas más originales de degustar el marisco en Escocia es haciendo el Kyle of Lochlash, una travesía marisquera en la que podremos degustar cigalas, langostinos y cangrejos capturados y cocinados a bordo en el acto. También podremos degustar el pescado: frituras de abadejo con patatas fritas, siendo una insignia de este plato el Anstruther Fish Bar. Otro plato famoso es la sopa de pescado ahumado Cullen Skink, aunque también hay otras con puerros, pollo o ciruelas.

haggis

La mayor parte de los platos típicos de Escocia están elaborados a base de carne, siendo los más conocidos los ahumados de Arbroath, los bridies de Forfar -empanadas de carne vacuna-, la ternera de Aberdeen, el faisán y el cook a leekie -guiso de pollo, ciruelas y puerros-; pero también tenemos el queso de las Islas Orcadas, las bannocks -tortas con avena-. Pero sin lugar a dudas, debemos probar el haggis, el plato típico por excelencia: una mezcla de productos cárnicos con especias envueltos en estómago de oveja o cordero, acompañado con puré de boniato y patatas regado con whisky de DRAM.

Entre los postres tenemos el shortbread -unas galletas que tienen tres variedades diferentes según su forma-, el black bun -un pastel para año nuevo, que se rellena de frutas cortadas en pequeños cuadrados y se especian con pimienta, jengibre y canela-, el cranachán – con crema batida, whisky, miel, dulce y frambuesas-, las oatcakes -galletas de avena acompañadas con miel y frutas silvestres- o el bombón escocés -con helado de vainilla, chocolate, dulce de leche, crocante de almendras o frutos secos-.

shortbread

El producto estrella, que más ha marcado el país, es el uisge beatha, o whisky. Esta bebida está arraigada en las más profundas raíces de la cultura de Escocia, y siempre se ha relacionado con la cordialidad y candidez de su población. Antiguamente, si alguien golpeaba a tu puerta, tenías que ofrecerle un vaso de whisky, generalmente de destilación casera, pero hoy en día esta costumbre se ha perdido. Sin embargo, si realizamos el Malt Whisky Trail podremos descubrir la ancestral fórmula de destilación del whisky de malta. También se puede acudir al festival Spirit of Speyside, celebrado del 30 de abril al 3 de mayo.

Entre los mejores festivales de cocina y bebida de Escocia encontramos el Orkney Food Festival, celebrado en las islas del norte de Escocia durante el mes de septiembre; el Skye & Lochalsh Food Festival, del 24 al 27 de junio en Skye; y el Highland Food Festival, celebrado en octubre en varias localidades de Highland.

Fuente: International

Fotos: whisky, shortbread, haggis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...