Fiordos Noruegos, el lado glaciar de Europa

Fiordos noruegos.

Los conocidos Fiordos Noruegos representan uno de los mayores espectáculos mundiales, debido a su inmenso tamaño, y su belleza inigualable. Los llamados fiordos son básicamente barrancos que han sido excavados por glaciares, de una anchura corta y generalmente, rodeados de montañas. Dichas construcciones se forman cuando los glaciares han alcanzado el nivel del mar, un fenómeno único que hace que estas maravillas en forma de lagos, y sobre todo, los que encontramos en Noruega, hayan sido declarados como Patrimonio de la Humanidad.

Un simple crucero por los Fiordos Noruegos, mostrarán a los turistas la inmensidad de los mismos. Entrar a los fiordos en barco, resultará una experiencia irrepetible, en la que se descubrirán las maravillas de un paisaje que no se puede encontrar en ningún otro lugar del mundo. Las grandes laderas rodean ambos lados de estos lagos, y en la parte superior, los glaciares forman unas majestuosas cascadas que caen en picado transmitiendo una sensación de hermosura jamás experimentada.

La ocasión ideal para viajar a esta maravilla Noruega, es el otoño, o incluso con la nieve del invierno, cuando los fiordos constituyen un auténtico paisaje único, y ofrece unas vistas irrepetibles. El ambiente es el más adecuado, y la impresionante estructura de las formaciones naturales dejarán a todos con ganas de más, dando lugar a que los turistas saquen una millonada de fotografías tanto impactantes, como bellas y cautivadoras.

Además se tiene la oportunidad de sentirlo en la propia piel, mas allá de tan solo observarlo o fotografiarlo. En los Fiordos Noruegos, y sobre todo, en el otoño, se pueden practicar una gran diversidad de deportes acuáticos o al aire libre, ya sea el paseo en kayak, el paracaidismo, o el salto al vacío. Un espacio realmente inmenso para descubrir las profundidades que estas formaciones constituyen en el paisaje de Noruega.

Y sin embargo, en los Fiordos Noruegos, existe también la posibilidad del relax, para todos aquellos que han decidido viajar para encontrar un lugar calmado y tranquilo. los pueblos que rodean este espacio noruego, son el lugar perfecto para pasar unos días de paz y tranquilidad. Formados por acogedoras casitas de madera, estas aldeas se encuentran muy alejadas de las grandes ciudades, por lo que hace de sus habitantes, gente muy hospitalaria y atenta, que se ponen al servicio de los turistas para garantizarles la máxima comodidad y descanso.

Sin duda, el paquete turístico lo primero que incluye es el recorrido por los fiordos noruegos en un barco, a modo de excursión, o mediante un crucero. Pero sin embargo, las opciones son mucho más amplias para descubrir esta maravilla del mundo. Visitarlo por tren, es ahora una opción más, ya que hay rutas por este paraje natural para todos aquellos que deseen disfrutar y recorrer parte de los fiordos a pie, y descubrir con sus propias manos y sentidos el verdadero tacto, oído u olfato el verdadero material natural del que está hecho esta inmensa creación.

Foto: edmont

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...