El viñedo secreto de Montmartre

Entre artistas locales, casitas clásicas y ambiente parisino, a la sombra de la Basílica del Sacré Coeur, encontramos un viñedo de 1.500 m2. Un pequeño espacio que nos recuerda el pasado vinícola de la zona.

Viñedo Paris

Francia es destino de viñedos, pero no así su capital. Y es que nadie espera encontrarse viñas y uvas en pleno París. No obstante, las hay. Además, se encuentran en un lugar muy preciado para el turista: el barrio de Montmartre. Aquel en el que se concentran los artistas, y cuya estampa preside la Basílica del Sacré Coeur.

Los turistas suelen dar por casualidad con los más de 1.500 metros cuadrados de viñas que se ocultan entre las casitas típicas de este enclave parisino. Sin embargo, hay un acontecimiento anual que lo convierte en protagonista de la ciudad. Se trata del Festival de la Vendimia (Fête des Vendanges), que se celebra cada año en otoño con entrada libre en los viñedos.

La gracia de este evento, además de la foto de postal, es que se vende al público el vino embotellado que se cultiva en la zona. Los beneficios van a caridad, y las botellas están decoradas con diseños hechos por artistas de la zona. Dicen que este vino, elaborado con las variedades de uva gamay y pinot noir, no es el mejor de Francia. Sin embargo, probarlo va más allá de la curiosidad, pues cada botella es una obra única.

Si la visita es fuera de temporada, la única opción para acceder a la viña es solicitarlo a través de la oficina de turismo de Montmartre. Se encuentra a apenas dos minutos, en la Place du Tertre, y por lo general se requiere formar un grupo de al menos 12 personas para conseguir autorización. Sin embargo, si no hay mucha afluencia de público y se accede a pagar una pequeña cata, hay posibilidad de acceso incluso siendo menos gente.

En caso de que no nos interese ni una cosa, ni la otra, pasarse por la zona siempre y divisar los viñedos desde la calle siempre es interesante. Más cuando, como tantos otros enclaves, son discurso vivo de la historia de la ciudad. El vino llegó a Montmartre de la mano de los romanos, que erigieron allí un templo dedicado el dios Baco. Desde entonces ha tenido que enfrentarse a la Revolución Francesa y a la filoxera, pero el golpe definitivo vino de mano de los promotores inmobiliarios. La viña desapareció hasta que un grupo de artistas locales solicitó al Gobierno un permiso para repoblarla. E voilà! Aquí la tenemos a día de hoy.

Los amantes del vino deben saber que, además del de Montmartre, existen unos 150 viñedos en la región de París, en su mayoría financiados por el grupo vinicultor Les Vignerons Franciliens. No obstante, la normativa europea restringe la creación de nuevos espacios para la viña, así que la mayoría son proyectos experimentales, educativos o comunitarios. Nada que haga pensar en un negocio a gran escala. En cualquier caso, algunos están abiertos al público.

¿Preparado para disfrutar de algo más que el vino en París?

Vía: 101 Viajes Increibles, The Guardian.

Foto: Son of Groucho.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...