El templo Ta Prohm, una bella ruina en la selva

Templo Ta Prohm en Camboya.

Uno de los lugares que, sin duda, más fascinan a todos los turistas de Camboya, es el templo jemer Ta Prohm, construido a finales del siglo XII en Angkor. Comúnmente se conoce como un templo que sirvió de monasterio para los budistas, albergando en su interior hasta un total de 12.640 personas cuando se utilizaba para las oraciones y rezos. Hoy en día, su fama recae sobre otro tema. Y es que este templo o monasterio está construido en la selva, la cual ha ido creciendo y evolucionando hasta ir levantándose por encima del templo. Dicha fusión otorga al monasterio y al lugar una de las imágenes más impactantes que se encuentran hoy en día, ya que se aúnan naturaleza junto con las ruinas del monasterio. Un significativo lugar para los que deciden viajar a Camboya.

La historia del templo cuenta que fue encargado en el año 1186, por el rey Jayavarman VII. Construido como un homenaje a la madre del rey, la principal imagen del templo es la que representa a la diosa de la sabiduría de Camboya. Todo relacionado con la admiración maternal que tenía Jayavarman VII con su familia. Dicho monasterio fue utilizado como un complejo real, al mismo tiempo que se usaba como universidad budista, en donde se educaban a más de 80.000 fieles budistas.

Posteriormente, con la muerte del rey, el complejo fue variando de tamaños, de formas, se construyeron nuevas salas que aumentaron todo el conjunto visual, quedando como últimas modificaciones a finales del siglo XIII. Sin embargo, dicho monasterio fue abandonado durante el siglo XV, junto con toda la zona de Angkor. El templo es respetado debido a sus increíbles condiciones naturales en las que se encontraba, aunque creían que estaba en ruinas y la mejor opción era destruirlo. Sin embargo, conservaron dicho monumento historico como honra al rey y a la naturaleza.

Posteriormente, fue necesaria la intervención de los expertos para conservar dicho monasterio hasta el día de hoy. Los frecuentes árboles atravesaban y crecían por todo lo largo y ancho del templo, haciendo peligrar de ese modo la estabilidad del santuario. Es por ello que durante unos siglos se tuvo que talar diversos árboles que amenazaban la estructura, y se han estabilizado diversas zonas que ponían en peligro su derrumbe. Siempre respetando la atmósfera y el equilibrio natural de la selva, eso sí.

Este templo es posible encontrarlo con las coordenadas, justo a unos mil metros hacia el este de Angkor Thom, la conocida como antigua capital del imperio Jemer. Ta Prohm es muy diferente al resto de los templos, ya que forma parte de un antiguo complejo considerado como uno de los tesoros arqueológicos más importantes de todo el mundo. Sobre todo en el ámbito religioso, y dedicado por completo a los dioses hindúes.

Foto: Arian Zwegers

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...