El Taj Mahal, un monumento al amor I

Vista de frente del Taj Mahal

El Taj Mahal es sin duda una de las maravillas más conocidas del mundo, consagrándose como uno de los monumentos más importantes y más representativos de la arquitectura mongol en la India.

El mismo se encuentra en la ciudad de Agra, un lugar donde la profunda pobreza que enmarca la zona contrasta violentamente con las nuevas edificaciones que se están realizando, producto de aisladas riquezas y oportunidades que brinda la mano de obra barata del lugar.

En medio de este bullicio de quejidos, ofrecimientos y gritos, nos encontramos con un oasis de paz y belleza que nos hace olvidar (por un momento) el paisaje circundante, el Taj Mahal nos obnubila sin dejarnos pestañear, dejándonos entrever la magnificencia y pureza de la edificación.

El conjunto que conforma el Taj Mahal fue construido entre los años 1632 y 1648 por el Emperador Shah jahan en honor a su segunda esposa, la amada Mumtaz Mahal. El mismo cuenta con un complejo de edificios y jardines dispuestos en un gran rectángulo de 580 por 305 metros de lado, siendo la simetría la principal protagonista en el diseño del conjunto.

Pero más allá de la belleza que propaga el Taj Mahal, podremos descubrir la historia de amor que se esconde tras los fríos muros de mármol que la rodean, conformando así uno de los monumentos elegidos como las nuevas 7 maravillas del mundo.

puesta de sol en el Taj Mahal

Su construcción se comenzó luego de la muerte de la esposa favorita de Shah jahan tras haber dado a luz a su decimocuarto hijo, hecho que envolvió al Emperador en una profunda depresión y por consiguiente, decidió rendirle el culto más fantástico que jamás se haya visto en la tierra: un conjunto de edificaciones que se asimilen al paraíso las cuales guardarían el cuerpo de su amada, para toda al eternidad, como muestra de su gran afecto y amor.

La primer edificación del conjunto cuenta con la confluencia de los ingresos de las direcciones este oeste y sur coronada por arquerías de color rosado oscuro. Luego se encuentra una impresionante puerta llamada Darwaza de casi 30 metros de altura, compuesta por arenisca roja con relieves y detalles que la hacen aún más bella e impresionante, simbolizando el paso de la vida a la muerte, de lo material a la vida espiritual, dando paso al famoso Mausoleo.

(Continúa en El Taj Mahal, un monumento al amor II)

Imágenes| voobie, Deivis

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...