El primer restaurante acuario de Latinoamérica

Montones de niños de Guatemala y otros lugares se hacen presente en este restaurante-acuario guatemalteco en el cual pueden verse tiburones y centenas de peces exóticos. Este primer restaurante-acuario Latinoamericano es, además, uno de los más grandes del mundo.

En la entrada al lugar se ha colocado un acuario con las 7 especies que sirvieron de inspiración para los creadores del film de animación Buscando a Nemo. Este acuario cuenta con una capacidad de 150.000 litros de agua.

A pesar de que los niños suelen arrimarse y pegarse a los vidrios del acuario para ver mejor a los extraños animales, los más fanáticos se saltan de la denominada cúpula, que es un cristal encajado cerca del centro del acuario principal, para ver aún en forma más cercana a las variedades y rarezas de estos peces. Se estima que el costo de su manutención será de unos 45.000 dólares por mes.

El nombre real de este restaurante-acuario es Nais Aquarium, y el pensamiento originario de su construcción se produjo hace 4 años por parte de José Garcés.

El Nais Aquarium se encuentra emplazado en cercanías al exclusivo Complejo de Hoteles que se ubican en la periferia sur capitalina.
El restaurante-acuario guatemalteco se inició con 2 tiburones punta negra, una mantarraya y 600 peces de 38 especies exóticas.

Algunos de los sitios de donde provienen estos animales son Bali, Fiji, Islas Salomón, Australia, Brasil, Hawai y otros países caribeños.
En el restaurante obviamente se ofrecen en sus menúes platos con mariscos, y otras especies acuáticas. Los valores de estos platos son de alrededor de los 10 dólares.

Los empresarios tienen en mente repetir esta experiencia en otros países latinoamericanos como Costa Rica y Honduras, Panamá, El Salvador y México.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...