El hotel más alto del mundo abre sus puertas en Dubai

Las 72 plantas del JW Marriott Marquis Dubai se alzan hasta los 355 metros y lo convierten en el hotel más alto del mundo. El complejo cuenta con dos edificios gemelos, pero por ahora solo uno ha sido inaugurado.

Vale que ya tienen el rascacielos más alto del mundo, que planean la noria más alta del mundo y que construirán hasta un hotel submarino giratorio. Pero la ambición de Dubai no tiene límites, y ha hecho del superlativo una forma de vida. No vaya a ser que algún día se acabe el petróleo y haya que vivir de los negocios y el turismo. Y así nace otro delirio ‘made in Emiratos Árabes': el hotel más alto del mundo.

Este conjunto de dos bloques de 355 metros de altura ya ha obtenido su Record Guiness. Sin embargo, no puede arrebatarle a Hong Kong el de hotel más grande del planeta. Su Ritz- Carlton, que ocupa las últimas plantas del rascacielos International Commerce Center, seguirá ostentando este honor.

La estética del JW Marriott Marquis Dubai es mucho más agradecida que la de otros rascacielos de la zona, y cuenta con claras reminiscencias orientales. Suma 72 plantas, y las dos últimas ofrecen vistas panorámicas de toda la ciudad. No obstante, por ahora solo se ha inaugurado uno de los bloques, y el otro se espera que esté en funcionamiento en el 2014.

Como bien dicen en la CNN, “en este nuevo hotel subir en ascensor es una experiencia en sí misma”. Pero la aventura no acaba aquí. El complejo cuenta con un gran spa, dos piscinas -cubierta y descubierta-, nueve restaurantes y cinco bares. Todo ello, al igual que las habitaciones, con los lujos y comodidades propios de un 5 estrellas.

Valga decir que el JW Marriott Marquis Dubai carece de la opulencia de otros hoteles de la zona. El marrón y el negro, el mobiliario moderno y la iluminación sofisticada son sus protagonistas. Y es que está pensado para acoger al mercado MICE, siglas en inglés de “meetings, incentives, conferences and exhibitions”. Dicho de otro modo, es un lugar diseñado para los negocios de las altas esferas empresariales y políticas del mundo. Según aseguran sus impulsores, Dubai carecía hasta ahora de un espacio de este tipo.

Y es que, como decíamos al principio, esta ciudad se ha propuesto ser más que un oasis en el desierto. Con el dinero que se mueve en la zona, mucho más del que pueden soñar la mayoría de países, se está construyendo una artificialidad turística y empresarial que ya empieza a tomar forma. La parte mala es que, para la mayoría de nosotros, todas estas megaconstrucciones solo podrán aparecen en el álbum de fotos a modo de fotos de la fachada. Menos es nada, ¿no?

Imagen: Extraída de la web del hotel.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...