Egipto y las pirámides

Egipto y las pirámides

Imaginarse a una mujer de espíritu arrojado, vestida para la ocasión; como aventurera, con su cantimplora para atravesar toda la arena que jamás ha imaginado ver en toda su tranquila vida, que la mujer llegue a pesar del indómito sol sobre su cabeza, que tenga que mojar sus cabellos largos, refrescarse la cara, quitarse el chaleco de exploradora y sujetarla con las manos o ponerla sobre sus piernas, mientras va leyendo algo más sobre lo que sus ojos verán más adelante. Indagando sobre los secretos y leyendas que surgen sobre aquellas visitas, desafiando al miedo, a todo lo que la puede alejar de esta experiencia única, la mujer lo sabe: está a poco de llegar a las pirámides más famosas de toda la historia de la humanidad, al lugar más fascinante de Egipto: el desierto que tiene a Keops, Kefrón y Micerinos.

Seguir el recorrido de la mujer que partió de El Cairo y atravesó el desierto en un auto guiada por hombres de la zona. Imaginar toda su admiración previa, sus ansias actuales y su sorpresa futura, cuando llegó ante aquellas magnánimas figuras trazadas en el cuerpo de la arena más caliente. La mujer no solo ha llegado en busca de aventura sino de conocimiento ha visitado museos y escuchado miles de versiones sobre la manera como se construyeron esta pirámides, sabe que dentro de ellas descansaban con el suelo eterno faraones momificados del imperio egipcio, que miles de hombres se necesitaban para mover las inmensas piedras, que en la antigüedad si existieron los arquitectos porque estas obras no nacen de la improvisación.

La mujer de cabellos sueltos y cantimplora en mano no puede dejar de admirar a la esfinge, es figura con cuerpo de animal y rostro humano, cree que es un Dios antiguo, o quizá un ser extraterrestre, pero esta segura que bien ha valido la pena todo su viaje, porque podrá elegir la mejor postal y regresar feliz a casa, también podrá tomarle miles de fotografías a esta pirámides que año a año son visitadas por personas de todo el mundo. Estas pirámides que son una de las 7 maravillas del mundo antiguo y las únicas que han sobrevivido al tiempo.

La mujer ha elevado su espíritu aventurero y ha ingresado a las pirámides, ha imaginado a los sacerdotes egipcios momificar a los hombres para que lleguen a una mejor vida bien cuidados, también ha pensado en la vida eterna y que si ella la tuviera volvería una y otra a este lugar mágico.

Foto | ninahale

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...