Ecuador, Rosario de volcanes


Quito es la capital y es el paso obligado para aquellos viajeros que desena conocer el país. En su centro colonial resguarda los tesoros eclesiásticos más deslumbrantes de América, y en los barrios del Norte existe una vida nocturna que lo sorprenderá.

Quito está enclavada en un callejón de volcanes nevados, aproximadamente a una hora hacia el Norte se ubica el Cayambe y más hacia el Sur el Cotopaxi, luciendo sus casi seis mil metros es el volcán activo más alto del mundo.

Son aproximadamente dos horas hacia el Este el viajero encontrará el Antisana, otro nevado gigante que bordea los seis mil metros y que se ubica en medio del parque nacional.

Chimborazo se ubica a dos horas hacia el Sur, es la montaña más alta del país y que inspiró a Bolívar su “Delirio sobre el Chimborazo”. En estas montañas existen refugios para aquellos viajeros que se atrevan a desafiar el soroche, malestar que se produce por la falta de oxígeno en las alturas.

La ruta de la carretera Panamericana es muy atractiva para los amantes de las montañas y tiene como meta final a la ciudad de Cuenca, si el tiempo lo permite, después de desentrañar los misterios de la encantadora ciudad, el viajero podrá optar por visitar las playas cercanas de Guayaquil, como Salinas, Playas o Palmar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...