Dublinia: Recorre el Dublín vikingo

Suma experiencias a tus próximos viajes. Dublín te ofrece la oportunidad a recorrer su pasado de la mano de un museo interactivo.

dublinia

Nosotros, viajeros habituales, seguimos desperdiciando muchas de nuestras escapadas con guías de lugares, cuando las experiencias son las verdaderas protagonistas. Cada vez son más las ciudades europeas que apuestan por cautivar los sentidos del turista, ofreciéndole un valor añadido que no encontrará en ningún otro sitio. En concreto, vamos a hablar del caso de Dublín, o mejor dicho, Dublinia. La excusa perfecta para pasar un día más en la capital irlandesa, una ruta por el pasado, la Irlanda medieval y de los vikingos. Sorprendente, ¿verdad?

El edificio que alberga el museo, se encuentra junto a la impresionante Christ Church, una de esas iglesias que no puedes perderte, es la más antigua catedral protestante de la capital. Un pequeño puente de más de 100 años de antigüedad comunica la catedral con Synod Hall, así se llama el edificio de Dublinia. Éste, está ubicado en un lugar privilegiado, pues se encuentra anexo a una torre de piedra del siglo XVII, desde la cual, tras 96 escalones, podremos disfrutar de unas maravillosas vistas de Dublín y el río Liffey, antes de vivir la experiencia vikinga. De estilo neogótico, el museo abrió sus puertas en 1993, y desde entonces cada vez son más los curiosos que suman a su lista de ‘qué ver en Dublín’ esta experiencia tan divertida y enriquecedora.

Mejor vamos a hablar con propiedad, pues Dublinia se trata realmente de una exposición interactiva. La exhibición está dividida en tres plantas, a partir de ellas podremos aventurarnos a conocer una verdadera casa vikinga, pasear por una feria medieval o hacernos una foto con antiguos caballeros. Los escenarios y empleados del museo hacen un trabajo realmente impresionante. Hay reconstrucciones detalladas de edificios, figuras humanas a tamaño natural, excavaciones de la época y fósiles de insectos medievales en el laboratorio. Toda una mezcla de historia y curiosidades para pequeños y mayores. Además, esta experiencia va más allá, pues para los que prefieren ir hasta el fondo del asunto, los científicos de Dublinia, presentan un recorrido por la investigación de enfermedades de la época medieval y las prematuras causas de muerte.

El precio de la entrada oscila los 5 euros para los niños, y 7,50 para mayores, aunque si os habeis decidido por comprar la Dublín Pass, este museo está incluido gratuitamente. Completar la visita con un audioguía será la opción ideal para disfrutar al máximo de todo lo que esta exposición te ofrece. Además los paneles interactivos te ayudarán a meterte de lleno en la historia irlandesa, a parte de los amables empleados de Dublinia que merodearán a tu alrededor para ayudarte a aprender y divertirte.

Vive una jornada apta para todos los públicos y recorre la historia de todo lo que fue la preciosa Dublín. Será interesante dejar está visita para el último día de tu viaje, dibujarás una gran sonrisa tras comprobar lo bien que conserva la capital irlandesa muchos de sus tesoros más antiguos.

Foto / Tiseb

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...