Descubre una de las caras más autóctonas de México: Oaxaca

Oaxaca es una de las atractivas regiones por descubrir en México, se trata de una zona repleta de encanto histórico y con conjuntos arqueológicos de gran valor, como son las ruinas el Monte Albán y de Mitla.

Oaxaca es uno de los estados en México que conserva parte de su historia más rica, una región que combina cultura propia con un pasado colonial, y un hoy como centro turístico de relevancia que cada vez adquiere mayor protagonismo internacional.

Su capital, Oaxaca de Juárez, se encuentra a poco más de 460 kilómetros al sur de Ciudad de México, y constituye una ciudad muy atractiva para conocer, con sus edificios de la época de la conquista, sus monumentos históricos, sus calles y rincones, y una cantidad interesante de ruinas que hablan de otros tiempos pasados.

La artesanía y la gastronomía son otros dos de sus valores más destacados, los grandes mercados y los restaurantes suelen ser muy visitados. Entre los productos y artesanías propias resaltan las mantas de colores vivos, los tapices o las cerámicas.

Oaxaca se encuentra a unos 1.550 metros sobre el nivel del mar, y tiene en el Monte Albán su principal conjunto histórico – arqueológico, con vestigios de los mixtecas y demás civilizaciones que ocuparon estas tierras hace unos cuantos siglos atrás.

Este conjunto y el Centro Histórico de la ciudad están declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco. Lo más movido del destino pasa por la Plaza Central, también conocida como Zócalo. La Catedral, el Palacio de Gobierno y varios bares donde disfrutar de algún trago se podrán encontrar en su entorno más inmediato.

Es que Oaxaca es uno de esos sitios que hay que visitar si lo que se quiere es conocer el corazón de la cultura mexicana más propia. Habrá que recorrer su casco antiguo, transitar sus calles adoquinadas, observar sus edificios de época y conocer sus iglesias, que son varias, y entre las que destacan el Templo de Santo Domingo, por su arquitectura barroca de estilo mexicano. En el convento de al lado se puede encontrar además el Museo Regional de la Ciudad.

El Árbol de Tule, a unos pocos kilómetros del centro, constituye un atractivo de otra naturaleza: se trata de un árbol de nada más y nada menos que 2.000 años de vida, y que ha sido testigo mudo de gran parte de la historia de la zona, con sus vaivenes y momentos críticos.

Pero si a historia nos referimos no podemos dejar de hacer mención de los conjuntos arqueológicos de Mitla y Monte Albán. Éste último data de unos 2.500 años y se localiza a unos 10 kilómetros al oeste de Oaxaca, sobre lo alto de la colina, y constituye uno de los puntos arqueológicos más importantes de la región.

El juego de pelota, los distintos templos, el observatorio astronómico y la gran plataforma son sólo algunos de los principales edificios de esta ciudad histórica.

Mitla, por su parte, es otra ciudad zapoteca que adquirió relevancia tras el declive de la anterior, y se puede encontrar a unos 40 kilómetros al este de esta ciudad mexicana.

Foto: Elaphurus

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...