¿Conocéis la casa demoníaca de Indiana? ¡Está poseída!

Hablamos de una mansión demoníaca que hay en Indiana, en Estados Unidos, de donde se cuentan todo tipo de historias.

Demonios en casa

Todo lo paranormal o los fenómenos extraños pueden darnos algo de miedo, puesto que no controlamos estas fuerzas de ultratumba y, lo que nos pueda ocurrir, siempre va a ser un misterio. Es cierto que a lo largo de los siglos siempre ha habido historias de este tipo que se utilizaban para aterrorizar a las personas e incluso, antaño, las creencias religiosas y las supersticiones podían desembocar en una leyenda que perdurara en el tiempo. Más allá de lo que pensemos que puede o no ser real, no hace mucho, en Indiana, ocurrió un caso paranormal que ha sido considerado como uno de los más espectaculares de todos los tiempos. Lo habitual cuando escuchamos algunas de estas historias es que una persona ha sido endemoniada o que una casa o lugar presentan fenómenos anormales. Pero ¿y si estos fenómenos extraños los sufrieran una familia entera?. Esta es la historia de Latoya Ammons, Rosa Campbell y sus tres hijos.

¿Cómo llegó la familia a Indiana?

Corría el año 2011 y, en el mes de noviembre, Latoya Ammons junto a su madre, Rosa Campbell y los tres hijos de ésta de 7, 9 y 12 años, decidieron mudarse a Gary, una localidad situada en Indiana. Estaban muy ilusionados con este cambio, debido a que era una familia humilde y uno de sus sueños era vivir en una casa, algo que consiguieron con su traslado. La vivienda no era de lujo, pero para ellos era suficiente. Un hogar modesto y sencillo, situado en el 3860 de Carolina Street.

Pero todo ese entusiasmo que tenían por vivir en una casa nueva, se esfumó rápidamente puesto que, al poco tiempo de instalarse en la vivienda, comenzaron a pasar cosas extrañas. En tan solo un mes, la familia notó algo raro en el interior de la casa y fue en diciembre cuando vivieron sus primeras experiencias aterradoras. Por aquel entonces, un buen día, la familia notó como un gran número de moscas se concentraba en el porche de la residencia. Moscas de gran tamaño y de un color negro intenso que, en el momento que se unían, formaban una gran nube negra que se adentraba en la vivienda. Era un hecho bastante extraño, teniendo en cuenta que se encontraban en la época invernal, donde no suelen abundar las moscas y además, preguntaron a los vecinos y ninguno de ellos tenía este problema. Para acabar con ellas, decidieron fumigar la vivienda, pero de poco sirvió, las moscas desaparecieron pero, comenzaron a sucederse una serie de fenómenos paranormales mucho peores.

¿Qué otros fenómenos ocurrieron?

Las moscas solo fue el principio, a partir de ese momento, los fenómenos extraños comenzaron a darse con más frecuencia en la vivienda y fueron de menos a más. A menudo la familia empezó a escuchar pasos en la noche, que subían por las escaleras del sótano. También se oía a lo lejos el chasquido de la puerta del sótano abriéndose para dar paso a la cocina, incluso cuando esta puerta estaba cerrada. Hasta un día, Ammons asegura que pudo ver huellas de botas mojadas en el suelo. Portazos a todas horas, objetos que se movían por sí solos, figuras extrañas en la sala de estar que desaparecían rápidamente… todo esto es lo que empezó a vivir la familia de forma diaria.

Pero la cosa fue a mayores, muchos de los miembros comenzaron a quejarse de que notaban que alguien les empujaba, incluso la propia Campbell sintió como una fuerza extraña la estranguló en uno de esos días. El hijo mayor protagonizó un episodio aterrador, al ser arrojado por la habitación como si fuera un muñeco, algo que pasó también con el hijo pequeño pero en esa ocasión fue en el baño.

De igual modo, la hija también fue protagonista de un episodio terrorífico, cuando en el mes de marzo de 2012 se la encontraron levitando sobre su cama. Al principio ni Ammons ni Campbell sabían lo que hacer, pero decidieron rezar en ese momento y fue entonces cuando la niña cayó desplomada sobre la cama y se despertó, asegurando que no se acordaba de nada de lo ocurrido. Los comportamientos extraños en los hijos menores comenzaron a ser frecuentes y llegaron a tal punto, que hasta hablaban con otras voces o amenazaban con la hora de la muerte.

posesiones

Debido a todo esto, la familia decidió pedir ayuda a la Iglesia y muchos expertos eclesiásticos en fenómenos paranormales, aconsejaron que limpiaran la casa de los malos espíritus y dibujaran en las paredes y las ventanas todo tipo de cruces. Algo que tampoco salió bien.

El motivo real de estos fenómenos

Después de pedir ayuda a todo tipo de expertos, finalmente, un especialista les dio el verdadero pronóstico de lo que ocurría, la casa estaba infectada con unos 200 demonios diferentes. La solución que les propuso fue quemar salvia y colocar un altar en el sótano. Algo que no dio resultado. La historia de la vivienda empezó a conocerse más allá del barrio y fue entonces cuando se involucró el Departamento de Servicios para Niños y la policía. Charles Austin, que en aquel momento era el capitán de la policía, aseguró haber notado esas presencias extrañas, tomando alguna que otra fotografía de estas evidencias y grabando voces del más allá.

Debido a la repercusión que tuvo esta historia, a partir de ese momento la vivienda de Indiana pasó a conocerse como la Casa de los 200 demonios. A la que acudió un sacerdote católico llamado Michael Maginot para realizar, al menos, tres exorcismos diferentes.Tras muchos intentos fallidos, finalmente la familia logró mudarse a Indianápolis y huir por completo del cautiverio que vivieron durante esos años.

El siguiente inquilino

Con la marcha de Ammons, Campbell y los niños, la casa fue vendida a Zak Bagans del programa de televisión Travel Channel Ghosts Adventures. Bagans tenía como objetivo grabar una película en el interior de la vivienda y captar todos esos fenómenos que ocurrían para llevárselos al público. Aunque la grabación terminó en 2016, no fue hasta 2018 cuando se ha lanzado la película.

historias de miedo

Según comentaba el propio Bagans, el rodaje fue aparatoso, muchas escenas no se pudieron filmar bien, puesto que los fenómenos paranormales y las presencias de otros seres, eran habituales durante los momentos de rodaje. Fueron meses muy duros, donde expuso a su equipo a todo tipo de peligros, puesto que en cualquier momento, algo malo podía ocurrir en el interior de esas paredes. Debido a todo lo que vivió en aquella casa, una vez finalizada la película, Bagans decidió derruirla. Sin embargo, para el sacerdote Maginot esto no era una solución, ya que, aunque esas paredes se derrumbaran, el portal para los demonios seguía estando allí, en esa tierra y no se irían sin antes limpiar la zona, cosa que Bagans no hizo.

En la actualidad, la Casa de los 200 demonios no existe, o por lo menos, no sus cimientos, aunque los expertos aseguran que allí siguen habitando numerosos demonios. Nadie más se ha atrevido a vivir allí o construir otra vivienda en el solar. Sin embargo, esta historia sigue dando mucho que hablar, puesto que tomó una gran repercusión mediática. La casa de Ammons y Campbell se hizo famosa por sus fenómenos paranormales pero no es la única vivienda de estas características que podemos encontrarnos en Estados Unidos. ¿O ya no recuerdas el famoso exorcismo en Connecticut?

Vía: Mysterious Universe

Foto: Free-PhotosMysticsartdesignPublicDomainPictures

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...