Cinqueterre: entre el mar y las colinas I

vista de manorola

Riomaggiore, Manarola, Corniglia, Vernazza y Monterosso. Cinco burgos que coronan los bordes de las montañas que conforman la Rivera Liguria, hacia el noroeste de Italia. Cinco pueblos que se unen a lo largo de unos pocos kilómetros conformando la muy conocida Cinqueterre, abarcando desde la Punta di Montenero hasta la Punta Mesco, en la provincia de La Spezia.

Este increíble lugar, consta de una seguidilla de pequeños pueblos compuestos por pintorescas construcciones dispuestas de manera aterrazada que se camuflan con las montañas que bordean el mar, arraigándose al entorno de una manera única, formando parte del paisaje natural que ofrece la zona. Todos estos pueblos son de carácter costero, conservando una historia que ha dejado su legado en las viejas construcciones de cada lugar, ofreciendo al visitante ser recorridas y disfrutadas.

Las Cinqueterre

Partiendo desde La Spezia, a unos diez kilómetros, nos encontramos con el primer pueblo que conforma el conjunto: Riomaggiore, siendo el más oriental de los cinco. Su nombre se debe a su situación geográfica dado que se encuentra bordeando el Rio Maggiore (Río Mayor), y su origen data del siglo XIII. Las construcciones se encuentran ubicadas sobre un abrupto terreno en pendiente, otorgándole mas grandeza al lugar. Se caracteriza por su centro histórico que conserva construcciones antiquísimas y también por su nuevo barrio, llamado Barrio della Stazione, dado que se ha construido en el siglo XIX tras la incorporación de la línea férrea. En este pueblo se inicia la famosa Via dell´Amore, que une a Riomaggiore con el pueblo continuo, Manarola mediante un sendero de una vista privilegiada, abundante vegetación, y un calmo sonido de olas golpeando las rocas.

via dell amore

Siguiendo por la Via dell´Amore, nos encontramos con el segundo pueblo: Manarola. Sus construcciones que bordean la Vía Mezzo que a su vez sigue el recorrido del río Groppo, descienden precipitadamente hacia el mar entre verdes colinas y viñedos, dejando lugar a un pequeño puerto.

Continuando con nuestro recorrido, nos encontramos con el tercer y más pequeño de los cinco destinos: Corniglia. Este se encuentra en el centro de las Cinqueterre, diferenciándose completamente del resto de sus vecinas, dado que es la única que no concluye en el mar, debido a su emplazamiento geográfico que impide que las construcciones puedan bajar de manera escalonada, situándose sobre una colina de unos cien metros de altura, resguardado por viñedos y plantaciones hacia sus lados.

(En breve, la segunda parte)

Vía | Le Cinque Terre
Imagenes | raypilla, pizzodiservo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...