Cinco lugares del mundo rodeados de leyenda

De intrépidos aventureros, lugares inexplorados, reinos de riqueza, espíritus de monarcas. El mundo está plagado de rincones envueltos por el mito y la leyenda. Lugares en los que realidad y ficción se solapan, constituyendo un atractivo extra para el visitante. No solo ver, también conocer, buscar, descubrir. Los amantes de los largos viajes, sobre todo de aquellos de mochila en la espalda y sin rumbo fijo, deberían apuntar en su lista de destinos obligados los que describiremos a continuación. ¿Existen? Solo hay un modo de saberlo.

Playa de Zanzíbar

  • Zanzíbar: Estas islas de Tanzania son mucho más que un destino paradisíaco de playas de arena fina, naturaleza y fauna salvaje. Entre los siglos XII y XV fueron un potente enclave del que partían barcos cargados de esclavos, oro, marfil y madera con destino a tierras árabes. Hasta el punto que el Sultán de Omán mudó su corte a este lugar, incluidas 100 concubinas y otros tantos eunucos, e inició sus famosas plantaciones de especias. Aunque la opulencia del sultán contrastaba con las tristes condiciones de vida de los esclavos, sus vicisitudes han alimentado el imaginario más agradecido de la cultura oriental. Mujeres con velo, inmensos palacios de amplias habitaciones, y otras escenas que bien parecen sacadas de Las Mil y Una Noches. Su rastro está presente aún en Zanzíbar.
  • El Dorado: Cuando los conquistadores españoles desembarcaron en el Nuevo Mundo, quedaron fascinados por la leyenda de una misteriosa ciudad de oro oculta en los bosques amazónicos. Durante el siglo XVI múltiples expediciones hicieron lo imposible por encontrarla. Pero, quizás porque El Dorado tenía la capacidad de ocultarse de quienes no merecían hallarlo, jamás dieron con él. Se cree que podría haberse emplazado en el centro de Colombia, y hay quien asegura haber encontrado restos arqueológicos que apuntan su existencia. Pero, ¡quién sabe!
  • Valle de los Reyes: Ubicado a la orilla oeste del Nilo, frente a la ciudad de Luxor, es la necrópolis por excelencia del Antiguo Egipto. Varios emperadores de las dinastías XVIII, XIX y XX, como los populares Ramsés o Tutankamon, se encuentran enterrados allí. También varios miembros de nobleza egipcia, mascotas incluidas. Aún no se ha explorado la totalidad de estas cámaras funerarias, famosas por sus momias y riquezas, así como por la maldición que, dicen, cae sobre aquellos que se aventuran a ‘profanarlas’.

Entrada a una tumba del Valle de los Reyes

  • Tombuctú: Hace años fue un enclave mítico. Su ubicación en el fin del mundo propiciaba la existencia de leyendas relacionadas con su belleza y con las maravillas que albergaba. Curiosamente, su ubicación también era privilegiada a nivel estratégico, pues era un punto clave de transacción en la ruta comercial transahariana, es decir, el lugar perfecto para el intercambio de bienes entre norte y sur. Gracias a ello el mito se convertía en realidad: en su época de mayor esplendor fue capital intelectual y espiritual de África. Hoy este rincón pertenece a Malí y su aspecto es el de la decadencia.
  • Shambala: No es solo la nueva atracción de Port Aventura. También es un reino oculto en las altas cumbres del Himalaya, en el Tibet. Y si para encontrar El Dorado eran necesarias buenas intenciones, para dar con Shambala es imprescindible haber dado con el punto de karma adecuado. Lo más parecido que hallarán los karmas estándar es la localidad de Zhōngdiàn, que en 2001 adoptó el nombre de Shangri-la. Esta es la denominación que el escritor James Hilton le dió a Shambala en su novela Horizontes Perdidos, al parecer inspirado por el citado pueblo.

Si te ha gustado esta recopilación, encontrarás muchos más lugares de leyenda en esta recopilación de Lonely Planet. Eso sí, en inglés.

Fotos: eutrophication&hypoxia y S J Pinkney en Flickr.com.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...