Cartagena, hermosa y rumbera


Algunas tardes, en las que la nostalgia se infiltra entre las prendas y la piel, es ahí, cuando observando desde las torretas de la maravillosa fortaleza, el mar se pierde en el mar, la brisa se torna mucho más fuerte y el sol cae como un rayo sobre la ciudad.

Cartagena de Indias le brida al turista la posibilidad de trocar la nostalgia en baile, la añoranza en ron, la dulce melancolía en bellas melodías, son tardes excepcionales.

Es la ciudad de la resistencia, la de los piratas, la de las bellas mujeres y hermosos hombres que brindan un tiempo de paz que esta aunado con con flores bellísimas, con deliciosos aromas que se pueden palpar, todo eso condimentado por la sencillez y la amabilidad de sus habitantes.

Es una ciudad amurallada, la cual quedo cercada a partir de su fundación en 1533. Cartagena es bella, para conocerla mejor se puede caminar por sus calles, desde el Pórtico del Reloj, hasta el mar frente a las murallas, pasando por debajo de los añosos balcones remilgados y terminando en alguna de las plazas o en el Portal de los Dulces, donde las mujeres venden sus deliciosos manjares.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...