Cartagena de Indias, el puerto escogido por la historia

El principal destino turístico de Colombia fue colonia española, y un puerto tan rico que tuvo que protegerse de piratas e invasores. Su arquitectura colonial y militar deja constancia de todo ello en una ciudad ‘heroica’ y plagada de contrastes.

Reloj Cartagena

Quinta ciudad de Colombia, pero primer destino turístico. Cartagena de Indias fue en tiempo de las colonias españolas el principal puerto y almacén de oro de todo el sur del continente. Hubo riqueza y aristocracia, pero como en todo lugar con dinero, también hubieron peligros. Los piratas y corsarios llegaban con frecuencia para llevarse parte del botín. En consecuencia, es tierra de fortalezas (la principal, el Castillo de San Felipe de Barajas) y de estructuras militares, y su recinto amurallado es aún hoy el principal aliciente del lugar.

Cartagena de Indias se encuentra en la costa norte del país, cerca de Barranquilla y bañada por las cálidas aguas del Caribe. Temperaturas de 30º durante todo el año y un alto nivel de humedad garantizan que sus 12 km de playas son el lugar perfecto para reposar de un paseo por la ciudad. Pero a diferencia de otros enclaves de la zona, ya hemos visto que esta ciudad tiene mucho más que ofrecer.

Sus alicientes son básicamente de estética colonial. Dentro del recinto enmurallado, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, encontramos un entramado perfecto de coloridas casas con siglos de historia. Destaca la Calle de las Damas, la más ancha de todas ellas. Por su trazado paseaban las mujeres jóvenes engalanadas en busca de marido, y residían las mayores fortunas de la ciudad.

Lo de las fortunas no ha cambiado con el paso de los siglos. Hoy el centro de Cartagena de Indias es la segunda residencia de familias adineradas de Colombia y otras regiones del mundo. El precio de una casa en la zona es muy elevado, tanto que está fuera del alcance del grueso de la población. Pero el visitante ahorrador puede permitirse una noche en uno de los magníficos hoteles coloniales del lugar, que conservan por ley todos y cada uno de sus elementos característicos. Alojamientos de categoría, como Casa Pestagua, han visto pasar por sus suites a celebridades como John Lennon o Bill Clinton.

Pese a que los contrastes están a la orden del día, Cartagena de Indias aún luce orgullosa su denominación de ‘Ciudad Heroica‘. Por ser la primera provincia colombiana en expulsar a los españoles, y por resistir a los intentos de invasión de los ingleses. Para observar tan rica variedad, lo mejor es subir hasta el Cerro de Popa, el punto más alto de la ciudad. Allí encontramos un convento que, según la leyenda, la misma Virgen ordenó construir a un sacerdote español.

Para terminar la visita a Cartagena de Indias, y ya que estamos en pleno Caribe, es imprescindible acercarse a las Islas del Rosario. Un archipiélago cercano, a 45 minutos en barco, famoso por la transparencia de sus aguas y sus magníficos corales. Un paraíso para los aficionados al buceo, que podrán practicar su deporte favorito después de semejante lección de historia y cultura.

Más allá de las palabras, lo mejor que se puede hacer con Cartagena de Indias es descubrirla. Os animamos a hacerlo.

Fotos: Pedro Szekely y Luz Adriana Villa A.,

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...