Cabañeros mantiene su encanto pese a los incendios

El Parque Nacional de Cabañeros se mantiene bello y estable a pesar del peor enemigo de este tipo de zonas: el incendio forestal, 377 han sido devastadas. A pesar de ello, el Director del Parque Nacional, Manuel Carrasco, se muestra optimista con los resultados finales.

El Parque Nacional de Cabañeros se mantiene bello y estable a pesar del peor enemigo de este tipo de zonas: el incendio forestal. La segunda quincena de agosto ha sido el peor tiempo de la historia del parque y es que, de las 42.000 hectáreas del terreno, 377 fueron devastadas por el fuego. A pesar de ello, el Director del Parque, Manuel Carrasco, se muestra optimista con los resultados finales, en parte, porque no ha afectado al uso público de sus rutas.

En palabras propias de Carrasco: «estamos relativamente satisfechos. Primero, porque la superficie afectada en el parque no ha sido, ni mucho menos, la que potencialmente se podía esperar, ha sido mucho menor. Y segundo, porque hay determinadas zonas del parque, concretamente algunas dedicadas al uso público y emblemática, como puede ser la ruta del ‘Boquerón del Estena‘, que han quedado completamente a salvo de los efectos del incendio».

Respecto a ‘Boquerón del Estena‘, el director sigue diciendo: «esta ruta, que el parque sigue ofreciendo y sigue manteniendo abierta al público es una ruta que aúna los valores naturales, propiamente biológicos, como pueden ser la vegetación o la fauna característica de este tipo de ríos, con los importantísimos valores geológicos y fosilíferos que existen en la zona».

A pesar de ello, parece que el parque no está registrando buenos números, turísticamente hablando, y es que, muchos empresarios han llamado para cancelar las reservas en los hoteles cercanos por miedo a encontrarse un paisaje desolado. Por ello, el director insiste en que el parque «no ha perdido su encanto» y lo califica como «la gran baza del turismo interior en España».

Se trata de uno de los Parques Nacionales Españoles más importantes y alberga una Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA) y un Lugar de Importancia Comunitaria (LIC). El terreno engloba parte de las provincias de Ciudad Real y Toledo y mantiene su nombre desde el siglo XVI. Además de por una lucha interminable de ecologistas, pacifistas o grupos políticos, la finca también es importante porque se destinó en 1983 a ser Campo de Tiro del Ejército del Aire (Campo de entrenamiento).

Entre la fauna del parque, de la cual muchas especies están protegidas, destacan la cabra montés, el águila imperial ibérica, el buitre negro o los ciervos comunes. El parque es principalmente botánico con especies de flora amenazadas o relictas como el abedul o el tejo. Su geología también es un punto importante y es que, se pueden encontrar fósiles de más de 400 millones de años, en el Ordovícico, cuando este territorio era mar. Asimismo, hace poco se encontraron restos fosilizados de la actividad del gusano gigante más antiguo descubierto hasta el momento.

Fuente / La Verdad

Foto / Yrithinnd

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...