Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo

Burj Khalifa, el edificio más alto del mundo.

La gran ciudad de los Emiratos Árabes, Dubai, se propuso ser toda una ciudad de referencia en el mundo, y poco a poco, lo está consiguiendo. Considerándose ya la zona más rica de todo el planeta, los logros que la ciudad ha conseguido en los últimos años son realmente espectaculares. Todas las hazañas que se propone el hombre en cuanto a construcción, muestran que es posible gracias al gran escaparate que se puede encontrar en Dubai. Hoteles, rascacielos, restaurantes de lujo, tiendas de ocio y joyas, y un largo etcétera de lujo, dinero y glamour se concentran en esta increíble ciudad, accesible sólo para unos pocos. Y por supuesto, cabe destacar el magnánimo edificio nombrado como el más alto del mundo, el emblemático Burj Khalifa.

Con una altura total de 828 metros, conforma cuatro veces más la altura del rascacielos más grande de Londres, casi tres veces más alto que el Empire State de Nueva York, y dos veces más alto que las Torres Petronas de Kuala Lumpur. Todo un monstruo de las alturas, y todo un símbolo en los grandes avances que hace el ser humano. Las comparaciones afirman que habría que poner tres torres Eiffel, una encima de otra, para poder llegar a su altura auténtica, todo un ejemplo de superación en el campo arquitectónico.

El origen de la idea se situaba en Australia, lugar donde se iba a construir en primera instancia el edificio bajo el nombre de Grollo Tower. Sin embargo, el poder de ansia y superación de Dubai arrasó con la idea, y la compró a un precio desorbitado, además de haberle incluido al proyecto 228 metros más de altura. Durante su construcción, no se desveló ningún detalle de cuánto iba a medir finalmente, e incluso se pensaba que lograría superar el kilómetro. Aunque a pesar de no llegar, poco le ha faltado.

Como era de esperar, el lugar más alto del mundo, tiene que proporcionar el mejor servicio del mundo. Y así es, ya que desde lo más alto del rascacielos, se puede acceder al mirador para contemplar las mejores vistas jamás pensadas. Eso si, tratándose de Dubai, lo que hay que tener claro es que tal privilegio supondrá un gasto extra, aunque sin duda, seguro que merecerá la pena subir a lo más alto del edificio más alto.

Como era de esperar, la Torre situada en los Emiratos Árabes, debía de pertenecer a alguien. Y en efecto, la propiedad pertenece al Emir de Dubai y a toda su familia. La empresa Emaar, dueños de medio Dubai, ha invertido gran parte de su fortuna en la creación de este megaedificio, incluyendo hasta sobrinos de todo el mundo. El objetivo de esta familia de hiper ricos, es tener en breve más de 150 centros comerciales en Emiratos, India, África y Oriente Medio. Con proyectos en todo el mundo, incluyendo Europa, es una de las mayores inmobiliarias de todo el planeta.

El Burj Khalifa ha conseguido una cantidad importante de títulos y récords, que lo han posicionado en tan buen lugar, que los beneficios invertidos se han recuperado muy rápidamente. Así, entre sus títulos más importantes constan el de Edificio más alto del mundo, Edificio con más número de plantas, Piscina a más altura del mundo, Mayor estructura construida por el hombre y, aunque parezca increíble, ha conseguido también la Sombra proyectada por un edificio más larga del mundo.

Foto: fieldsy.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...