Buenos Aires, siempre atractiva: también en invierno

Buenos Aires, capital de Argentina, es una ciudad siempre atractiva para visitar, y también en pleno julio, mes de pleno invierno, nos ofrece sus barrios y monumentos culturales, su encanto histórico con un claro aire europeo.

Si bien durante estos días de vacaciones de invierno en Buenos Aires, capital argentina son muchos los que suelen dejar la ciudad en busca de otros destinos para disfrutar de la nieve y de las actividades más típicas de invierno, esta gran urbe cosmopolita sigue contando con sus rincones por descubrir y una gran agenda de actividades para compartir.

Además de sus cerca de veinte barrios, cada uno con sus características y atractivos para conocer, tales como San Telmo o la Boca, quizá donde aprender más sobre el tango y lo más ‘porteño’en esencia, o Palermo y Recoleta, donde ir de compras, recorrer sus calles es un abanico abierto de posibilidades, en monumentos, edificios de interés y opciones culturales.

Una de las mejores y más sencillas formas de conocer lo que Buenos Aires tiene para ofrecer es a través de sus avenidas más conocidas, que presentan sus atractivos históricos, culturales y naturales, con varias y amplias plazas.

La 9 de Julio es la más conocida y está considerada la más ancha del mundo, que aunque está siendo modificada para construir un metrobús, todavía puede recorrerse y descubrir lugares como el Obelisco, y varios edificios públicos e históricos, o la Avenida de Mayo, otra de las más emblemáticas.

Aquí se podrá conocer algunos de los cafés más tradicionales como los 36 Billares y el Tortoni, además de tiendas y edificios institucionales como el Cabildo, el Palacio de Gobierno porteño, la Casa de la Cutlura y muchos más.

La Avenida Santa Fé, por su parte, destaca por ser uno de los puntos comerciales más importantes de esta zona, de hecho, se la conoce como ‘La avenida de la moda’, ya la Alvear, también conocida por sus tiendas, de primeras marcas, dispone de un atractivo extra por sus edificios históricos, por los que la han declarado Àrea de Protección Histórica.

Otra zona de gran interés, con locales, restaurantes, palacios y edificios de interés histórico es la comprendida entre Retiro y Recoleta, donde también se pueden encontrar además hoteles de gran categoría.

No podemos dejar de mencionar asimismo la Avenida del Libertador, que discurre a la par del Río de la Plata, desde Retiro (terminal de ómnibus) hasta la localidad de Tigre (por unos 30 kilómetros). Por aquí, se podrá acceder asimismo a Puerto Madero, uno de los distritos más modernos y ‘top’ de la capital.

La Avenida Corrientes, ‘avenida de los teatros’ y de las librerías, o los espacios abiertos como sus plazas, los famosos Bosques de Palermo o incluso el Hipódromo, son otros de los muchos atractivos de Buenos Aires.

Finalmente, vale destacar que no hará falta alquilar un coche para recorrer esta capital sudamericana, de hecho, el tránsito suele ser bastante dificultoso, y la ciudad cuenta con una muy buena red de subterráneos y trenes, colectivos y taxis. Siempre estará la opción también de hacer caminatas o de andar en bicicleta, para los más activos.

Foto / David Berkowitz

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...