Bob Marley, icono de Jamaica

Bob Marley, icono de Jamaica (Parte 1)

La ingente diversidad cultural de la cual es característica Latinoamérica ha sido cuna de ritmos y géneros musicales que han trascendido los cinco continentes de manera eterna. Uno de las muestras más emblemáticas de ello la podemos encontrar en América Central, corazón de la región lleno de encanto y alegría tropical, en especial en la maravillosa isla de Jamaica y en el estilo diáfano y sereno del reggae, el cual tiene entre sus máximos exponentes al inigualable Robert Nesta Marley, más conocido como Bob Marley, el gran rastafari.

La carrera del célebre cantante la inició desde que era un infante, en vista que en aquella etapa vivió en los barrios más marginados de la capital Jamaiquina, Kingston. Fue en aquellos lugares donde un tímido pero empeñoso Marley tendría mayor contacto con la cultura que lo rodeaba: sus costumbres, artesanías creencias y tradiciones, además de degustar lo más rescatable del soul, jazz y el calipso, las cuales conforman la base de diversas melodías exitosas que hasta el día de hoy se disfrutan.

Fue así que, con su mítica banda, The Wailers, empieza su carrera rumbo al estrellato en medio de diversos conflictos políticos y sociales de su país. Por la década del setenta, Jamaica estaba sometida a una lucha entre diversos frentes de sus ciudadanos, en especial de dos partidos políticos de gran envergadura: El Partido Nacional del Pueblo y el Partido Laborista de Jamaica.

Debido a la personalidad pacifista pero guardando distancia de la burocracia imperante, Marley y su grupo dan un concierto gratuito en el Parque de los Héroes Nacionales de Kingston para fomentar la calma que necesitaban los jamaiquinos. Los presentes al evento presenciaron un espectáculo nunca antes visto.

Bob Marley, icono de Jamaica (Parte 2)

Lo que más recuerdan los que disfrutaron esa época en la que Marley vivió y encantó con su grupo The Wailers, cantando canciones de protesta contra la situación política de su país. Sus opositores tomaron represalias contra él pues se convirtió en un héroe popular de la población marginal, lo que dio como consecuencia que Marley abandonara su isla, y reiniciara su carrera en el exilio, precisamente en Inglaterra donde grabaría uno de sus discos más exitosos: Exodus.

Es por ello que, además de ser todo un ícono de la sociedad jamaiquina, en su exquisita discografía podemos encontrar gran variedad de letras que evoca el pasado, presente y futuro de su lugar de origen. Además, su reggae del gran “One Love Peace Concert” es muy recordado porque, gracias a él, logró que el Primer Ministro Michael Manley y el dirigente de la oposición Edward Seaga estrecharan las manos, en forma de simbolizar el cese de la violencia imperante en Jamaica en 1978. También temas como Waiting In Vain, Exodus y Jamming darían que hablar; Zimbabwe, un bello himno para Rodesia, que posteriormente se independizaría; So Much Trouble In The World, Ambush In The Night y Africa Unite para las naciones del continente africano.

Con todo ello, se puede entender porqué la casa-museo de Marley es un atractivo turístico fijo para los que visiten la isla, además de ser el compositor de grandes discos que marcaron toda una época, como Survival, en 1979; o Uprising, en 1980, donde melodías como Could You Be Loved, Coming In From The Cold, Work y Redemption Song aun hoy son muy solicitadas.

Foto | dubdem sound system

Foto | dubdem sound system

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...