Biertan, la joya de la Transilvania sajona

Un pueblo fortificado de origen sajón cuya estética representa la esencia de Transilvania. Tejados puntiagudos, torres, fortificaciones, altas iglesias y pequeñas casitas. Un viaje medieval.

Transilvania es la región más turística de Rumanía. Es famosa por su aspecto medieval, altos torreones, fortificaciones y tejados puntiagudos. Visitarla es realizar un viaje en el tiempo, muy vinculado a la figura tenebrosa del malvado Vlad Draculea, el personaje que sirvió de inspiración a Bram Stroker para crear el vampiro más famoso del mundo: el Conde Drácula. En esta tierra legendaria hay enclaves que, en sus pocas dimensiones, reflejan al 100% esta estética. Biertan es uno de ellos.

Sin embargo, su origen no está ligado a malvados aristócratas. Por allá el siglo XIII los Reyes de Hungría instalaron a colones alemanes, gentes de las tribus sajonas, en los territorios de Transilvania. Pronto lograron una gran prosperidad, pero vivían bajo la amenaza constante de las civilizaciones tártaras y otomanas. Para ofrecerles protección las localidades más importantes se dotaron de imponentes fortificaciones. Construcciones que aún permanecen hoy en día en hasta siete pueblos de la región.

Biertan es quizás el más destacado. Y es que en la Edad Media llegó a ser un importante mercado, y hace 800 años su población superaba con creces la actual. A día de hoy la comuna apenas suma 3.000 habitantes, 1.600 de los cuales habitan en el poblado. La decadencia llegó paralela a la de esta etapa histórica, pero dejó para la posteridad uno de los mayores alicientes turísticos de Rumanía.

De este pueblo destacan sus callejuelas empedradas, los bajos arcos de sus calles y los tejados de color cobrizo. Los tonos claros de sus paredes y los empinados tejados. Sus imponentes muros, y sobre todo las paredes de su gran iglesia, rodeada de torres de vigilancia. En definitiva, de Biertan destaca que el tiempo no ha pasado.

Por si eso fuera poco, el lugar cuenta también con propiedades mágicas. En las cercanías de la iglesia hay una casita con el poder de reconciliar a las parejas en crisis. A ella acudían parejas al borde del divorcio, y solo disponía de una pequeña cama y lo necesario para comer. La prueba de que funciona es que, según se dice, en 400 años de uso solo una de las parejas llegó a formalizar su divorcio.

Si os interesa visitar este lugar, debéis saber que se encuentra unos 80 al norte de la localidad de Sibiu y a escasos km de Sighisoara. La ciudad natal del Conde Draculea y referencia del turismo en Transilvania. Es una parada sencilla y muy recomendable en una ruta por esta fascinante zona de Rumanía.

Foto: Giåm.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...