Berlín, ciudad de estilo propio

En esta entrada viajamos a conocer Berlín, la capital de Alemania. Se trata de una ciudad con personalidad que nos recibe con un gran legado histórico y cultural que podemos disfrutar en su monumental y moderna arquitectura.

Las ciudades de nombre fuerte nos llaman imperativamente como en el caso de Berlín. Pero la capital de Alemania tiene mucho más de qué presumir ya que nos recibe cargada de historia y de cultura. El arte, la moda y el ocio también se conjugan aquí. Berlín tiene barrios de personalidad propia, basta darse una vuelta por Tiergarten, Mitte, Kreuzberg o Prenzlauer Berg para comprobarlo.

Potsdamer Platz tomada de Flickr por Move Lachine

Y los contrastes vienen por añadidura. Allí tenemos Kreuzberg que es profundamente bohemio mientras que Kurfurstendamm es de cara más lujosa. El futuro también muestra su portal en el Potsdamer Platz, fabricado en cristal y acero. El estilo de Berlín hace que podamos disfrutar de un cóctel en lo más lato de un rascacielos mientras disfrutamos de las luces de la ciudad. De hecho, desde alguno de los hoteles en Berlín podréis disfrutar de magníficas vistas.


La arquitectura de Berlín llama la atención por sus estilos personales y es que luego de la caída del Muro de Berlín a finales de la década de los ochenta, se le dio la iniciativa a renombrados arquitectos para embellecer la ciudad. La oferta turística es muy variada y debemos enfocarnos en algunas de ellas para disfrutarlas plenamente. Primero debemos ir a ver el Reichstag, un edificio que se encuentra dentro del Parlamento de Alemania (Bundestag).

Aquí obtenemos una excelente vista de Berlín desde la cúpula de cristal. Luego debemos seguir hacia el Museumsinsel. Se trata de una pequeña isla ubicada en el Spree que alberga cinco museos tradicionales que han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En este complejo también podemos visitar la Catedral Berliner Dom.

Marlene Dietrich Platz tomada de Flickr por Move Lachine

Luego hay que ir al Alexanderplatz y TV Tower que tiene un restaurante giratorio en lo alto desde donde podemos dar varios golpes de vista a la ciudad. Sería una locura estar en esta parte de Alemania y no ir a ver el Muro de Berlín. La parte más larga y mejor conservada ha sido llamada East Side Gallery.

Allí podemos ver más de un kilómetro de muro lleno de pinturas y graffitis. Luego podemos ir a visitar el Brandenburger Tor, uno de los lugares más importantes de Berlín. Se trata de un imponente portón de dos siglos de antigüedad al cual los alemanes rinden pleitesía sobre todo en el año nuevo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...