Ámsterdam, acelerando y desacelerando

En esta entrada viajamos en vuelo barato a Ámsterdam. Empezamos por el Distrito Rojo pero luego damos espacio a la cultura y terminamos sosegados en el Jardín Botánico.

Me gustan los viajes baratos, en especial cuando la oferta que recibo viene a calzar con alguno de los destinos a los que tengo planeado ir. Podemos conseguir un billete de avión que nos llevará de Madrid a Ámsterdam por 72 euros. Módica suma por la que podremos acceder a una ciudad de vanguardia no sólo en obra sino también en pensamiento. La ciudad de los tulipanes –aunque algunos prefieren llamarla la ciudad de las bicicletas- es una de las capitales más simpáticas que nos ha tocado ver.

Distrito Rojo tomada de Wikipedia

Distrito Rojo tomada de Wikipedia

Resulta muy reconfortante ir paseando y mirando cómo se conjugan las casonas estilo antiguo con modernos edificios y los canales de la ciudad. Al mismo tiempo, esta experiencia se ve envuelta por el aroma a los tulipanes frescos y se engalana con la belleza de la mujer holandesa, acaso con la sonrisa más cándida de toda Europa. Pero la ciudad también tiene su lado rudo en donde lo romántico da paso a lo salvaje.

No sólo nos referimos a los bares de la ciudad en donde podemos beber cerveza de varios grados sino también al afamado Distrito Rojo. Una especie de zona liberada en donde el pensamiento adelantado se materializa y uno puede concretar los caprichos más antojadizos de la bizarra e inexpugnable mente humana. Dentro del Barrio Rojo hallaremos tres distritos: De Wallen, Singelgebied, y Ruysdaelkade.


En cada uno de ellos se encierra un mundo diferente, casi una visión que nos va envolviendo e invitando a cuestionar nuestros más arraigados principios. Después de esta intensa visita, podemos conocer los demás lugares de interés de Ámsterdam como el Museo Van Gogh. Se trata de uno de los museos más reclamados de Europa pues es el que mayor obra del artista conserva. Veremos más de 200 pinturas y más de 400 dibujos en los dos edificios del complejo.

Rijksmuseum tomada de Wikipedia

Rijksmuseum tomada de Wikipedia

Otro museo mundialmente famoso es el Museo Nacional de Ámsterdam –conocido como Rijksmuseum-. Aquí veremos una impresionante colección de pinturas de artistas holandeses que pertenecen al Siglo de Oro, así como excelente artesanía y material histórico. En Ámsterdam también hay que ir a la Casa de Rembrandt que cuenta con más de 250 dibujos del afamado artista holandés. Para terminar nuestro recorrido por Ámsterdam hay que visitar el Hortus Botanicus, un jardín botánico de más de 1,2 hectáreas de extensión.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...