Algunos gastos que pillan a los viajeros por sorpresa

Tras un viaje hay dos tipos de sorpresas: las positivas y las negativas. Para que os encontréis muchas de las primeras, os enumeramos las más frecuentes entre las segundas. ¡No las olvidéis!

Tras un viaje hay dos tipos de sorpresas: las positivas y las negativas. Las primeras son del tipo «la entrada al Museo del Louvre era gratis nuestro primer día de estancia en París». Las segundas son más del estilo «y entonces nos dieron la factura de lo gastado durante el crucero y descubrimos que habíamos gastado una fortuna en propinas». Para que os encontréis muchas de las primeras, a continuación os enumeramos las más frecuentesentre las segundas. ¡No las olvidéis!

¡Cuidado con las propinas!

  • Tarifas adicionales del resort u hotel: Más allá del mítico minibar, algunos resorts (sobre todo los de destinos tropicales) cobran por servicios que el viajero da por sentado que son gratuitos. Por ejemplo, las toallas de piscina o la prensa diaria. Al marchar del hotel aparecerán incluidos en la factura. Ser cauto es el mejor modo de ahorrarse estos gastos.
  • Las propinas en los cruceros: Algunas de las compañías de cruceros más importantes del mundo, como Carnival, incluyen una tarifa diaria de unos 10 o 12 dólares en concepto de propinas para todos los viajeros del barco. Así que es común finalizar un crucero por el Caribe descubriendo un cargo de 150 dólares en propinas en la factura final. Aunque parece algo impuesto e indiscutible, el importe cargado puede disminuir si tras el viaje cuestionamos a la compañía el valor del trato recibido por parte de la tripulación.
  • Tasas de equipaje: Algunas aerolíneas cobran por el simple hecho de facturar, pero incluso las más serias cobran por el tan manido sobrepeso. Y el importe por cada kg o pieza de más no suele ser barato. Pesar la maleta antes de salir de casa es sinónimo de ahorrarse sorpresas.
  • Impuestos de salida del país: Es frecuente que para salir de algunos países, y según cual sea nuestro lugar de residencia, se cobre una tasa a los turistas. Su importe no siempre está incluido en el billete de avión. Es especialmente frecuente en El Caribe, América Central y América del Sur. En el caso de Costa Rica, por ejemplo, su importe es de 28 dólares americanos.
  • El visado: Para entrar en algunos países es necesario el visado. En ocasiones se paga con antelación, pero en ciertas fronteras se cobra un impuesto de entrada en el país. Tenedlo en cuenta antes de viajar. Un buen modo de hacerlo es visitando o llamando al consulado o embajada en vuestro país del lugar al que queráis viajar.

Además de las citadas, encontraréis algunas más en la web de la CNN.

Foto: Rennett Stowe.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...