Acuarios para amar el fondo subarino

De Japón a España, repasamos algunos de los acuarios que harán las delicias de un viaje en familia. Todos ellos albergan inmensos tanques de agua que permiten contemplar las profundidades submarinas sin bombona de óxigeno.

Acuario de Okinawa, Japón

En los viajes con niños suelen agradecerse las actividades que a ellos les dejan con la boca abierta, y que a nosotros nos impresionan de semejante manera. Un buen ejemplo es visitar un acuario. Una atracción que en algunos lugares del mundo se ha convertido en obligatoria por sus dimensiones, por su riqueza de especies, y por el amplio espacio del que disponen sus ejemplares para sobrellevar el cautiverio.

E aquí una selección de acuarios que no te debes perder:

  • Acuario de Okinawa, en Japón: Recibe el (para nosotros) exótico nombre de Okinawa Churaumi Aquarium, y se encuentra en la citada isla japonesa. Es especial por varios motivos, más allá de ser el segundo más grande del planeta. También dispone de la mayor pantalla de cristal del mundo, una delicia para los sentidos que alberga en su interior 7.500 m3 de agua. Para resistir semejante presión está protegido por un vidrio de 60 centímetros de grosor, y que se extiende por los 22,5 x 8 metros de panorámica. En su interior podemos contemplar, entre otras especies, al tiburón ballena. El pez más grande del mundo con unos 12 metros de longitud. El de Okinawa es, además del de Georgia, el único acuario del mundo donde podemos disfrutar de su majestuosidad.


Medusas en el acuario de Monterey, California

  • Monterey Bay Aquarium de California: Considerado por los expertos como el más prestigioso a nivel internacional, ofrece una combinación perfecta entre exhibición, educación y sostenibilidad. Dispone de un tanque de 8.000 m3 de agua y recibe a unos dos millones de visitantes al año. En su interior nos esperan tiburones martillo, pulpos gigantes, corales, medusas y un largo etcétera. La visita se complementa con elementos interactivos y una llamada constante a la conciencia ecológica. Algo que se agradece si tenemos en cuenta que hablamos de animales en cautiverio, y que estas cosas no siempre gozan de buena prensa.
  • Georgia Aquarium en Estados Unidos: No nos movemos del país y visitamos un acuario inaugurado hace apenas 8 años. Sin embargo, gracias a una gran inversión ha logrado colocarse entre los más importantes del mundo, con 100.000 animales marinos de unas 500 especies. Mantas raya, delfines y también el privilegio de cuatro tiburones ballena y cinco belugas.
Oceanográfic de Valencia
  • Aquadom de Berlín: Aunque no hay que irse tan lejos para disfrutar de acuarios fascinantes. El Aquadom de Berlín es el ejemplo paradigmático. Situado en el barrio de Mitte, su mayor atracción se encuentra en el vestíbulo del Hotel Radisson Blu. Toma la forma de un acuario de 25 metros de altura y un millón de litros de agua salada, en cuyo interior habitan 2.000 peces tropicales. El Aquadom trabaja mano a mano con la Asociación SeaLife para la preservación de especies en peligro de extinción, que son rescatadas de la naturaleza y no pueden vivir en libertad. Caballitos de mar, peces payaso, medusas o morenas son algunos de los ejemplares bajo su protección.
  • Oceanográfic de Valencia: Pero si no queremos cruzar fronteras, podemos visitar el acuario más importante de nuestro país. El Oceanográfic es, desde su inauguración en 2002, toda una referencia. Se encuentra dentro de la Ciudad de las Artes y las Ciencias, y alberga uno de los acuarios más grandes de Europa, con 40.000 animales de 500 especies. La visita supone una inmersión variada en la fauna marina, con espectáculos y actividades educativas. Delfines, morsas, leones marinos o belugas son algunos de sus orgullosos protagonistas.

Escoge el tuyo y prepárate para un viaje en familia a las profundidades de nuestros mares y océanos.

Fotos: Ciudad de las Artes y las Ciencias, jimg944, tab2_dawa.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...