540 metros de caída libre en la catarata Gocta de Perú

La catarata Gocta, en Chachapoyas, Perú, es una de las más altas del mundo y ofrece a los más valientes una caída libre de 540 metros. El belga Cedric Dumount ya ha realizado el impresionante salto B.A.S.E desde lo más alto de ‘La Chorrera’, como es conocida popularmente.

Si eres una de esas personas a las que les gusta la adrenalina, aventura y paisajes exquisitos, hemos encontrado tu sitio. Se trata de la catarata Gocta, en Chachapoyas, Perú, una de las más altas del mundo que ofrece a los más valientes una caída libre de 540 metros, todo un reto.

Un dato importante es deciros que se puede hacer y es que, el belga Cedric Dumount ya ha realizado el impresionante salto B.A.S.E desde lo más alto de ‘La Chorrera’, como es conocida popularmente. El lugar se sitúa cerca de los caseríos peruanos de Cocachimba y San Pablo, distrito de Valera, provincia de Bongará. Unas espectaculares vistas en pleno Amazonas que no dejarán indiferente a nadie.

El nombre de la catarata, ‘Gocta‘, viene gracias a sus vecinos. No obstante ‘Chorrera‘ es como la denominaron los pobladores de Coca y Cocachimba para decir ‘catarata’. En ese mismo valle hay aproximadamente 22 cataratas (chorreras). Su historia está marcada por dos leyendas que justifican la belleza del lugar. En primer lugar, dicen que se relaciona con la maldición de una bella sirena rubia que, gracias a la ayuda de una larga serpiente gigante, custodian una preciosa vasija de oro. Por otro lado, se habla de que el lugareño Juan Mendoza desapareció encantado por las rocas que hay detrás de la catarata.

Se trata de una zona reservada por su trascendencia. Las autoridades de la región Amazonas dijeron que se debía de proteger para salvaguardar sus riquezas, tales como las valiosas especies de flora y fauna que viven allí. Asimismo, los agricultores de Cocachimba quieren crear una reserva privada comunal, como la de Chaparrí (Lambayeque), en la que los campesinos administran sus propias recursos. La misma idea han expresado los responsables del proyecto Kuélap, estos aseguran que en el lugar existen evidencias arqueológicas.

Se trata de una zona muy frecuentada turísticamente hablando. De hecho, hay planes que explotar el enclave como principal atracción. La catarata se enmarca dentro de una zona en la que la selva todavía es virgen y da hogar a multitud de especies animales que están en peligro de extinción. La fortaleza prehispánica de Kuélap, ruinas de una fortaleza construida por la cultura Chiyaos entre los siglos X y XIV, también es un foco importante de la localización.

Estamos hablando de una catarata con la quinta caída libre más alta de todo el mundo. Por encima de ella estaría la Cascada del Ventisquero Colgante, de 549 m, en Aisén (Chile); el Salto Kukenaam, de 674 m, en Bolívar (Venezuela); Kjeragfossen, de 715 m, en Noruega; y, en primer lugar, el Kerepakupai Merú (Salto del Ángel), de 807 m, en Bolívar (Venezuela). La altura total de la catarata es de 771 m, lo que la ubica en el lugar n.º 15 en la lista mundial de cascadas.

Fuente / enperu.org

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...