500 años de Océano Pacífico

Este año se cumplen 500 años desde que Núñez de Balboa descubrió el Océano Pacífico, lo que supuso un gran impulso para el comercio mundial. Panamá, país desde donde se descubrió, celebra la efeméride con diversos actos.

El Canal de Panamá es la principal vía de unión entre el Atlántico y el Pacífico.

Hace 500 años, el descubridor español Vasco Núñez de Balboa llegó junto a Rodrigo de Bastidas al Caribe. Hacía poco más de 10 años que Colón había descubierto América y los habitantes del nuevo continente hablaban de un nuevo mar. Era un mar desconocido, y tras cruzar la selva panameña, Núñez de Balboa descubrió al que bautizó como Mar del Sur. Era el 25 de septiembre de 1513, y ese Mar del Sur es el Océano Pacífico. El descubrimiento de Núñez de Balboa supuso el inicio de la exploración del océano más grande de la Tierra, y supuso una nueva vía de comercio entre Europa, Asia y América.

Si miramos un mapa de América, veremos que hay bastantes países bañados por el Altántico y el Pacífico, pero probablemente Panamá sea el que más partido ha sacado de ello. Además de ser el país donde se avistó por primera vez, la única vía que une ambos océanos, el Canal de Panamá, está en este país de América Central. Desde su apertura en 1914 ha supuesto una revolución en el comercio marítimo mundial, y ahora se está ampliando.

Para celebrar esta efeméride, a lo largo de este año está previsto que se celebren conciertos, exposiciones o conferencias sobre el descubrimiento del Pacífico. Unas celebraciones que ya comenzaron el pasado mes de septiembre y que sin duda, serán una buena oportunidad para dar a conocer el país al mundo, pero también para que los turistas se acerquen y disfruten de él.

La capital también se llama Panamá, y está situada en la costa pacífica, en el centro del país. Su centro histórico -Patrimonio de la Humanidad desde 1997-, reconstruido y amurallado después de varios ataques, es uno de esos lugares en los que los turistas deberían dejarse llevar mientras recorren sus calles y visitan la Plaza Bolívar, el Palacio Presidencial, el Teatro Nacional o las diferentes Iglesias que hay. En definitiva, una combinación de arquitectura civil, religiosa y militar.

El turismo de negocios y el de playas ocupan un papel destacado en la economía panameña. Los negocios se ven reforzados por el Canal y por la Zona Libre de Colón, un lugar libre de impuestos ideal para el comercio, ya sea a gran o pequeña escala. Muchos turistas se acercan hasta esta ciudad caribeña, puerta del Canal, para comprar productos de todo tipo y procedentes de cualquier país del mundo. Si hay que decidirse por una de las playas panameñas, el Archipiélago de las Perlas, situado en medio de la Bahía de Panamá, es la mejor opción. La bahía la protege de las inclemencias de la naturaleza, y en sus aguas encontraremos una gran cantidad de especies marinas.

Foto: DoctorWho

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...