¿Y por qué no a Armenia?

monteArarat

Francia, Alemania, Inglaterra, Estados Unidos, Italia, Cuba…son lugares que la gente suele nombrar para evocar viajes pasados. Otros sitios quedan fuera de la agenda oficial de las pretensiones turísticas de la gran mayoría: Armenia es uno de ellos.

Situado en el corazón del Cáucaso, Armenia ocupa un lugar estratégico entre Europa y Asia. La historia del país ha sido muy díficil, especialmente durante los últimos cien años: bastión cristiano entre tres grandes naciones musulmanas (Turquía, Azerbayán e Irán), se puede afirmar sin miedo a equivocarse que los armenios son un pueblo superviviente. Cuentan con un abedecedario y una Iglesia propia, por poner dos grandes ejemplos de que, a pesar de ser pocos (tres millones dentro del país y siete en exilio), son tozudos y han sabido resistir. Sólo por eso ya es un país interesante.

Tres grandes hitos marcan el último siglo de la historia armenia: el genocidio cometido a manos del Ejército turco de apróximadamente un millón y medio de armenios entre 1915 y 1918, su entrada a la URSS en 1921, y su posterior independencia en 1990 con la caída del bloque soviético, y la guerra mal cerrada contra Azerbayán durante principios de los años 90 de la que todavía colea el enfretamiento entre ambos países por el territorio de Nagorno-Karavaj.

Extrema hospitalidad

Si decides viajar al país, no te resulte raro que tras un par de horas en él te hayan invitado a cenar a su casa varios deconocidos con los que has entablado una corta conversación en la calle. Los armenios son, por encima de todo, extremadamente hospitalarios y acogedores. Nunca te dejarán pagar una copa, por ponerte un claro ejemplo. “Si no hubieramos tratado bien al extranjero, al que se ha interesado por nuestra cultura y nuestro país, seguramente ya no existiríamos”. Ésta es la sencilla explicación que muchos de ellos dan al perplejo visitante ante tal exagerado grado de hospitalidad.

Un par más de consejos prácticos si quieres viajar a Armenia: los vuelos más económicos a la capital Yereván desde el centro de Europa los suelen ofrecer las compañías Aeroflot (desde Berlín) y Czech Airlines (desde Viena). Si llegas a la capital y no tienes alojamiento, pregunta por el Envoy Hostel: precios económicos, ambiente familiar, cocina propia y todo ello en el mismo centro de la ciudad.

Y ahora te preguntarás, ¿y por qué no a Armenia? Te dejamos con unas imágenes del país por si todavía no te lo has preguntado.

Foto: vista del monte Ararat (Andreu Jerez).

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...