Un crucero por el Caribe no debería tener menos de tres escalas

En esta entrada abordamos un crucero por las rutas del Caribe. Partimos de Fort Lauderdale hacia Key West para enseguida marchar hacia el paraíso fiscal de Gran Caimán. Nuestra travesía no termina y enseguida navegamos hacia Roatán en costas hondureñas para finalmente llegar hasta Cozumel en la Quintana Roo mexicana.

Todos nos queremos montar en los cruceros por el Caribe y navegar sin tiempo hasta donde el destino nos lleve. Sería interminable mencionar aquí todas las rutas y paquetes que existen para realizar este propósito pero es un hecho que lo mejor es tomar cruceros que tengan al menos tres escalas porque el Caribe es una zona donde uno podría quedarse a vivir tranquilamente por la amabilidad de su gente y la alegría con que sus habitantes nos reciben y asisten dentro de un marco veraniego con interminable sol y playas que parecen vírgenes, como las que recibieron a Colón. Varios cruceros parten de Fort Lauderdale en la Florida norteamericana, ubicada entre Miami y Palm Beach. Este lugar goza de esplendoroso sol y mucho calor, sin embargo uno se refresca con las constantes brisas marinas que llegan hasta la costa. Si algo distingue a Fort Lauderdale, es la gran cantidad de canales navegables que se abren paso frente a sus costas, lo que le ha valido el apelativo de la Venecia de América. Otra cosa que destaca en Fort Lauderdale es sus centros empresariales, infraestructura que lo ha convertido en un importante núcleo de negocios internacionales.

Imagen tomada de Wikipedia

Como dijimos, nuestro crucero parte de aquí y si hay tiempo, podemos bañarnos en una de sus cálidas playas para entrar en el crucero luciendo un espectacular bronceado. A nuestro regreso ya habrá tiempo para la cultura visitando Riverwalk, que hace las veces de sede para el arte y las ciencias y en general para toda expresión de cultura que se monta en el Centro Broward de Artes Escénicas. Pero ya es hora de partir. Nuestro primer destino es Key West, conocido por nosotros como Cayo Hueso, muy cerca de la costa que nos vio partir. Esta pequeña isla de apenas 30 000 habitantes, encuentra su mayor atractivo histórico por haber sido punto de reunión de los antiguos piratas, buscadores de tesoros y varios inconformes. Las historias aún las podemos escuchar en los bares de la ciudad. Hoy en día, Cayo Hueso se ha convertido en un destino turístico con muchas actividades por hacer, pero siempre mirando el reloj ya que es fácil desatenderse entre tanto relajo y el crucero nos podría dejar. Si la suerte está de nuestro lado, nuestra escala coincidirá con la puesta del sol que podremos ver desde el Muelle Mallory Square al tiempo que un grupo divertido de artistas callejeros nos regalan todo su arte.


Imagen tomada de Wikipedia

Es hora de dirigirnos hacia las Islas Gran Caimán, otro importante núcleo financiero donde millonarias cuentas se reúnen. Pero nosotros vamos en busca de diversión. Estas islas son de soberanía inglesa y se encuentran al noroeste de Jamaica. Fue el mismísimo Francis Drake quien bautizó la isla con ese nombre. En realidad se trata de un pequeño archipiélago conformado por un total de tres islas de las cuales Gran Caimán es la principal. El turismo es una actividad importante en la isla, sólo por detrás de las finanzas. Como es de suponer, los costos son un tanto elevados en Gran Caimán, pero nada que no se pueda resolver con unas buenas horas de playa o un paseo por la costa a bordo de un catamarán por una razonable suma. Pero si queremos aprovechar al máximo nuestra estancia en la isla, recomiendo el descenso en submarino desde donde podremos tener una vista privilegiada de la fauna y flora marina que se esconde bajo sus aguas. Debemos regresar a la superficie para embarcarnos hacia nuestros dos últimos destinos. El Reino Celestial es el primero de ellos.

Imagen tomada de Wikipedia

En efecto, así se le conoce a Roatán, la isla más grande que se encuentra frente a las costas de Honduras. Aquí también podemos descender al mar pero en traje de buceo, equipos que se alquilan en el lugar. Podemos apreciar los impresionantes arrecifes de coral y la tremenda gama de colores que nos muestran los peces en sus danzas de recibimiento a los que elegimos el buceo. En esta hermosa isla también podemos hacernos con una serie de hermosos recuerdos en Stone Castle, allí encontraremos hermosos trabajos en piedra y caracoles tallados. Si el tiempo está de su lado, les recomiendo una visita por el jardín botánico de Carambola. Ahora es momento de embarcarnos hacia nuestro último destino en agenda. Llegamos a Cozumel, la tierra de las golondrinas. Se trata de una isla mexicana que se encuentra en el Mar Caribe, a unos 50 kilómetros de Cancún. En esta isla, las playas son realmente sobrecogedoras, con arena blanca y con las aguas de un color turquesa espectacular. Aquí podemos visitar la Laguna de Chankanab que es una especie de acuario natural. Alrededor de Chankanab podemos disfrutar de otro jardín botánico de singular belleza. El viaje se nos fue rápido y es hora de regresar a Fort Lauderdale.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...