Trekking de turismo solidario en el Valle del Tessaout, Marruecos

La ONG Acción Geoda nos invita a conocer este valle marroquí, habitado por bereberes, a través de varias rutas de trekking. Nos ofrece precios asequibles que van a parar a manos de la población local, pero sobre todo una experiencia inolvidable.

Ya no vale con alojarse en un confortable hotel y dedicar el día a tomar fotos de los monumentos de turno. El viajero actual busca experiencias más que postales, y muchos organismos sin ánimo de lucro aprovechan la ocasión para ofrecerle lo que busca y difundir de paso su labor. De este modo, aseguran precios económicos, inmersión total en el entorno y un acercamiento real a la realidad de las regiones que presentan.

Un buen ejemplo nos llega de mano de la Fundación Acción Geoda, un organismo que desde 2007 trabaja en el desarrollo económico, educativo, sanitario y cultural, entre otros aspectos, del valle marroquí de Tessaout. Para difundir su labor organizan rutas de trekking de entre 5 y 8 días a través de su colaboradora aGtrek. El objetivo es enseñar a los visitantes la riqueza natural y tradicional de este entorno, de sus poblados y de sus habitantes, pero también explicar la importancia de su trabajo en la zona.

El turismo que ofrece aGtrek es solidario. Eso significa que los beneficios económicos del viaje repercuten al 100% en la población local, de cuyo desarrollo el viajero será testigo. Si tras la experiencia se inclina por una colaboración más activa, será una gran oportunidad de conocer aún mejor la realidad del Valle de Tessaout.

Las rutas se organizan siempre que hay un mínimo de 4 personas inscritas, y el precio lo incluye prácticamente todo. Desde el alojamiento hasta las comidas, pasando por el traslado o las mulas y muleros de soporte durante el trekking. Lo único no incluido es el vuelo desde y hacia la ciudad de origen, así como los traslados desde y hacia el Aeropuerto de Marrakech.

Y es que esta ciudad es el punto de partida y de regreso de la ruta de 8 días, quizás la más interesante de las propuestas. Los viajeros tienen tiempo de disfrutar de esta magnífica ciudad, algo imprescindible en una primera visita a Marruecos. Pero después de esta toma de contacto llega la aventura.

El recorrido pasa por la localidad de Ifolou, donde los visitantes pueden ser testigos del trabajo de Acción Geoda en el valle. Conocerán sus proyectos, pero también las tradiciones y estilo de vida de los bereberes (autodenominados ‘amazigh’). Incluso podrán participar de talleres varios, como por ejemplo de elaboración de pan. Tras el paso por Ifolou llega la ruta por el entorno del valle que, entre otras cosas, nos llevará hasta las bellas cascadas de Magdaz y hasta una cima de más de 3.000 metros.

Durante los días de trekking los viajeros se alojarán el albergues gestionados por la población local. No obstante, en Marrakesch podrán escoger entre varias categorías de hotel en las que alojarse. La elección de una u otra tendrá impacto en el precio final, aunque nada del otro mundo. Y es que uno de los mayores alicientes de esta aventura son los precios, muy económicos y con el aliciente de saber a qué manos irán a parar. Es la población local la verdadera gestora de estas rutas, y es ella la que sale beneficiada.

Que no se asusten quienes nunca hayan hecho una ruta de este tipo, ni sientan que es poco los que están acostumbrados a grandes aventuras. Las rutas se adaptan a las necesidades del grupo, por lo que son una propuesta apta para todos. Y una experiencia que, sin duda, os recomendamos fervientemente.

Foto: Web de aGtrek.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...