Tintín vive en las calles de Bruselas

Steven Spielberg lo ha vuelto a hacer: su adaptación cinematográfica del cómic de Tintín, estrenada el pasado fin de semana en España, arrasa en las taquillas. Si sois fans del entrañable reportero y la película os sabe a poco podéis optar por hacer una escapada a Bruselas, la capital del país que vio a nacer al creador de este popular cómic, Hergé. Esta ciudad es famosa por su vínculo con este género literario y Tintín es el personaje que más presencia tiene en la zona.

museo del comic

Un museo muy particular.

La primera parada que hay que realizar en esta ciudad nos lleva al Centre Belge de la Bande Desinée (el Museo del Cómic). Una de las salas de exposiciones está dedicada a Tintín casi por completo. La exhibición presenta numerosas viñetas y fotografías del personaje y hace un recorrido por su historia y el estilo de su creador. Se va desde los primeras tiras en blanco y negro de los periódicos hasta la versión final de las últimas ediciones. El reportero no nació con su particular flequillo sino que se le añadió con el paso del tiempo.

En este museo también podemos encontrarnos con otros grandes del cómic, como Lucky Luke o Los Pitufos. Imprescindible la cámara de fotos para inmortalizarse con las esculturas de nuestros personajes favoritos. También hará falta para tener un recuerdo del espectacular edificio que alberga el museo, una construcción estilo Art Nouveau del arquitecto Victor Horta. La tienda será de paso obligado para los amantes del merchandising, que también deberían echar un vistazo a la Boutique Tintín, donde se venden todo tipo de objetos relacionados con este cómic. Se encuentra en la Rue de la Colline, en el centro de la ciudad y también tiene versión online.

En las oficinas de turismo de la ciudad nos darán las pistas para seguir con la ruta. Diversos edificios belgas tienen en sus fachadas ilustraciones de gran tamaño de cómics famosos y entre ellas abundan las de Tintín. Para encontrarlas hay que solicitar un mapa en estas oficinas donde están marcados todos los lugares que cuentan con murales al aire libre. El paseo será más agradable si se hace con un gofre en la mano, el dulce belga por excelencia. A la hora de comer o de cenar puede buscarse el restaurante Faoubourg Saint Antoine (Avenue Albert Girard, 65), decorado con las tiras de este aventurero y de precios asequibles.

En Bruselas también pueden seguirse las huellas del autor de Tintín, fallecido en 1983 (antes le dio permiso a Spielberg para realizar la película). Su casa familiar se encuentra en la calle Philippe Baucq, 33. Y también puede visitarse su tumba en el cementerio Dieweg. Sin duda la capital belga es un destino obligado para los amantes del cómic.

Fuente: The Guardian

Foto: smontagu

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...