SEAT nos cuenta una historia emotiva de un viaje inacabado

Una pareja de hombres desarrolló un fuerte sentimiento por su coche, Miss Ibi, el cual tuvieron que abandonar posteriormente.

Si existiera el teletransporte es posible que dejáramos de viajar, al menos de la manera en la que lo hacemos ahora. Miles de personas acumulan experiencias y vivencias emocionantes dentro de su vehículo, tanto solos como en compañía. A lo largo de los años los coches se han convertido en parte de la familia y hemos sabido confiar en ellos para disfrutar de unos momentos inolvidables. Es algo en lo que quiere hace especial hincapié SEAT con la campaña que tiene entre manos, de la cual nos presentan ahora la historia de Miss Ibi.

Miss Ibi era el nombre que le pusió una pareja de hombres a su coche. Lo compraron hace unos pocos años y decidieron que alrededor de él basarían su experiencia a partir de entonces, viajando a través de distintos lugares y no deteniéndose más allá de para disfrutar de la vida. Confiaron en Miss Ibi en todo momento, que veló por ellos, les proporcionó cobijo en los días que hizo mal tiempo y se convirtió en una parte de su familia que siempre estaba lista para hacerse cargo de su tiempo libre.

Por desgracia, un día tuvieron que abandonar a Miss Ibi en París y no la pudieron recuperar. Desde entonces han pasado por distintas experiencias, pero no han olvidado el gozo que les proporcionaba conducir este coche y disfrutar del tiempo con él en todo tipo de momentos.

Ya piensan en adquirir un nuevo vehículo que les permitirá conectar de nuevo con el placer de viajar, de desconectar de todo y de centrarse en disfrutar de la vida. Cuando lo hagan saben que no será Miss Ibi y que a este vehículo nunca lo olvidarán. Su cariño por él ha llegado a ser tan intenso que incluso le han compuesto una canción. Una canción que, eso sí, está inacabada, como consideran que también lo está el largo viaje que iniciaron viajando en coche y que continuarán en el futuro.

Y es fácil entender lo que sienten estos dos hombres, porque seguro que nosotros mismos también hemos sentido algo especial por nuestro coche, sobre todo si hemos compartido con él momentos importantes de nuestra vida. Esto nos lleva a entender que es muy cierto que el teletransporte no debería interesarnos, dado que nos podría quitar de un plumazo todas las maravillas que proporciona viajar en coche. Con este tipo de recuerdos y de emociones como las que han compartido los propietarios de Miss Ibi conseguimos valorar aún más nuestra relación con nuestro automóvil.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...