Se buscan voluntarios para los primeros cruceros de la era COVID-19

Para demostrar que están preparados para la COVID-19, las empresas de cruceros tendrán que hacer viajes de prueba con voluntarios a bordo.

Algunas compañías de viajes están preparándose para retomar la normalidad lo antes posible, aunque eso probablemente no ocurra hasta el año 2022. Para que eso pase, de todas formas, lo que tendrán que demostrar esas compañías es que sus propuestas de viajes son seguras y que no suponen ningún tipo de riesgo para los viajeros. Por eso algunas compañías especializadas en cruceros lo que están haciendo es poner en marcha programas de prueba con los que se ocuparán de demostrar a las autoridades sanitarias que cumplen todos los requisitos para poder proporcionar el servicio a sus clientes.

Y claro está, esos viajes de prueba necesitan viajeros, voluntarios para ser más exactos. Por ello han comenzado los procesos de selección en varias compañías dedicadas a la organización de cruceros. Con estos viajes lo que van a conseguir es obtener el visto bueno del Centers for Disease Control and Prevention en Estados Unidos, el cual se asegurará de que el resultado de los cruceros de prueba es satisfactorio.

Empresas como Royal Caribbean International han anunciado que los cruceros de prueba los realizarán siempre en trayectos cortos y que en ellos viajarán empleados, familiares y voluntarios. Eso ha disparado el interés de todo tipo de personas a las que viajar gratis en crucero les parece un plan fantástico.

Son muchos los que ya han manifestado interés online en formar parte del grupo de voluntarios y que ya están asaltando las líneas telefónicas de las empresas de cruceros para hacerles saber que «están disponibles». La idea es que estos voluntarios participen en los cruceros de prueba en el mes de diciembre, puesto que se plantea solicitar los permisos pertinentes a la CDC lo antes posible. De esa forma en 2021 ya tendrían vía libre para zarpar y si todo va bien y no hay incidentes, la campaña de 2022 será una de las más potentes que hayan vivido en mucho tiempo.

A los viajeros que van a actuar como conejillos de indias se les solicita que sean cuidadosos, que mantengan las distancias y que hagan uso de todas las medidas de protección ante el coronavirus. Del éxito de estos cruceros de prueba depende que las empresas puedan seguir haciendo negocio, que mantengan los sueldos de sus empleados y que intenten recuperar la normalidad después de la gran crisis que ha vivido el sector turístico, por lo que conviene echarles una mano y, de paso, asegurarnos de que nosotros también estamos a salvo en el barco.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...