San Francisco ¿necesitas más motivos para venir?

san-francisco.jpg

Dicen de ella que es una de las ciudades más tolerantes y bellas del mundo. Desde luego no muchas pueden presumir de contar con uno de los puentes más conocidos de todos los tiempos que se vuelve una estampa casi de cine cuando aparece envuelto en el suave manto de niebla que lo caracteriza. El Golden Gate es el símbolo de bienvenida más mágico y característico para todos aquellos que visitan San Francisco: la ciudad de ciudades por excelencia. Y de este modo, imaginándonos contemplando su bahía cargada de sueños viajeros con aroma salado vamos a iniciar el camino de ida hacia la capital americana del Pacifico

Lo primero que te sorprenderá al llegar aquí es el carácter multicultural de sus gentes. Si hasta ahora no habías comprobado en directo que significa carácter cosmopolita, sin duda, aquí podrás descubrirlo y así sacar partido a esas horas dedicadas al aprendizaje del ingles. Viandantes indios, americanos, chinos, filipinos, hawaianos, japoneses, europeos o mejicanos se entremezclan en total armonía dando lugar a un colorido único que despertará tu curiosidad. Todo ello es resultado de su rica y variada historia. La ciudad fue en sus inicios la tierra de aquellos colonizadores europeos que pensaron haber encontrado aquí el paraíso. Más tarde españoles y mejicanos enamorados de ella la denominaron Yerba buena por su abundante menta silvestre. Bajo la influencia americana Yerba Buena se convirtió definitivamente en San Francisco.

La ciudad ha sido y es tantas cosas que visitarla puede llegar a ser una de las experiencias más intensas que pueda vivir un hombre: la ciudad del oro, del movimiento hippy, espacio de guerra, centro financiero, escenario de la comunidad gay más grande del mundo… Y cada una de las cosas que ha sido tiene reflejo en sus barrios, edificios y centros de visita por excelencia. Tira el dado y veamos cuál va a ser nuestro primer destino de visita de una ciudad extrañamente maravillosa.

San Francisco, gracias a su clima templado y al carácter entusiasta de sus gentes, cuenta con mucha vida al aire libre. Por ello, para comenzar vamos a viajar hasta sus dos parques más importantes. El parque Golden Gate será una parada encantadora en tu visita a la ciudad. Su gran extensión y estructura te recordará a parques tan clásicos como el Central Park de Nueva York. No en vano es uno de los parques urbanos más visitado de Estados Unidos repleto de actividades por descubrir. ¡No te vayas sin ver a los búfalos! Dolores Park es el segundo parque más famoso de San Francisco casi siempre repleto de gente amigable. Lo más hermoso de este lugar es que su posición lo convierte en un extraordinario mirador desde el que divisar toda la ciudad.

¿Te apetece cambiar de estilo? ¡Vamos a ver rascacielos! Al Este del Distrito económico se encuentra el Centro Embarcadero, un espectacular complejo que cuentan con cuatro magníficos rascacielos y un hotel rodeados de tiendas y restaurantes de gran atractivo para el turista. Será interesante darse una vuelta por este lugar.

Y para continuar con el rollo urbano ¿qué mejor que irnos de compras? En una ciudad tan enérgica y llena de vida recorrer las calles e ir entrando y saliendo de sus curiosas tiendas se convierte también en un placer. La plaza Unión, otro esplendido parque plagado de arboles y flores, se encuentra rodeado del lugar de compras por excelencia. Aquí encontrarás de todo. Desde antigüedades, galerías de arte y joyas hasta boutiques de ropas impresionantes pasando por grandes tiendas como Magnin, Neimann, Marcus y Macy, s.
sf2.jpg
Seas o no un amante de la arquitectura te entusiasmará visitar el llamado Centro Cívico. En este lugar, mientras los ciudadanos pagan sus impuestos, los turistas disparan flashes a velocidad de vértigo hacia este conjunto de edificaciones, corazón institucional de la ciudad. Especialmente destacable es su cúpula, que los forasteros asocian irremediablemente a la del Capitolio de Estados Unidos.

Si lo que te apetece darte un buen baño de cultura fresca acude al Centro del Arte: un espacio para hacer volar tu imaginación que incluye el edificio de la Casa de la Opera construida en memoria de la guerra, Salón Davies, el edificio en Memoria de los veteranos de guerra y el edificio de Ballet del centro cívico. Aquí podrás ver muestras de escritores y pintores o escuchar conciertos de la sinfónica de San Francisco en el Salón de Sinfonías Louis M. Davies realizado con un moderno y llamativo diseño de cristal. En la Plaza del centro cívico hay además exhibiciones de cultura al aire libre.

No te pierdas tampoco el China Town de San Francisco, presidido por dos enormes dragones. Como ocurre en otras ciudades como Londres entrar aquí es como acceder a un nuevo mundo tajantemente distinto al resto de la ciudad. El olor a jengibre y ginsen mezclado con el aroma del incienso despertará tu sentido olfativo y el colorido que caracteriza al barrio alegrará tu vista. Daté una vuelta por sus tiendas de marfil y porcelana, compra chucherías de bambú, prueba algún té exótico o atrévete a probar alguno de los restaurantes mandarinos, cantoneses y sechuinos que encontrarás a tu paso. Si acudes a San Francisco entre los meses de Enero y Marzo podrás además disfrutar durante una semana de una fiesta espectacular con desfiles, bandas de músicos y dragones. Otra curiosidad en esta zona es el templo budista calificado como el más grande de los Estados Unidos.

La Avenida Columbus, tan sólo por su famosa librería, ya merece la pena ser visitada Si te gusta la lectura encontrarás aquí tu paraíso particular. Se trata de la City Lights Bookstore , lugar del que puedes encontrar un post interesante en este mismo blog.

En la Playa del Norte y el resto de zonas marítimas de la ciudad descubrirás todo un mundo de posibilidades a tu alcance: nadar, surfear, practicar la vela o, simplemente, darse un buen baño de agua y sol.

El Soho de Nueva York te enamorará con sus clubs de jazz, cabarets y bistrós nocturnos y el Palacio de Bellas artes te devolverá a una época de ensueño nada más contemplar su figura rodeada de la laguna de los cisnes.

Arte, cultura, tiendas, buenos vinos, playas y restaurantes. Calles amplias y llenas de luz. Gente amistosa y cargada de entusiasmo. ¿Necesitas más motivos para venir?

Foto 1: Octoberdog.

Foto 2: LN.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...