Rusia abre las puertas a Aeroflot para la creación de una ‘low cost’ propia

La aerolínea rusa Aeroflot, estandarte del país, estrenará en 2014 una filial de bajo coste. Ofrecerá vuelos domésticos a un precio un 20%-40% más barato.

aeroflot

A partir de 2014 la aerolínea rusa Aeroflot, estandarte del país dentro y fuera de sus fronteras, tendrá una filial de bajo coste. No se conoce aún el nombre, ni grandes detalles sobre su funcionamiento. Solo que ofrecerá vuelos entre un 20% y un 40% más baratos que la aerolínea madre, que se centrará en conexiones nacionales y que para la ocasión se construirá expresamente un aeropuerto.

¿Por qué no ha llegado el bajo coste a fronteras rusas hasta ahora? Pues básicamente, por las estrictas restricciones de su normativa aérea. Por ejemplo, se requieren permisos especiales para emitir billetes no reembolsables o para suprimir las comidas durante el vuelo. Y además, para operar en ciertos aeropuertos ya era obligatoria una reducción de las tarifas.

El alto coste de contratar pilotos también era una buena explicación. En Rusia un comandante aéreo cobra unas 420.000 rublas mensuales, lo que equivale a unos 10.000 euros. Estos salarios obligarán, en el caso de la ‘low cost’, a permitir la contratación de pilotos extranjeros.

Pero parece que así va a ser. Aeroflot, que lo había tenido muy fácil al momento al poseer el casi monopolio de las conexiones domésticas, tuvo que oír hace diez días cómo el gobierno estudiaba abrir estas rutas a la entrada de aerolíneas extranjeras. Un buen motivo para ponerse las pilas, pero que también posee sus riesgos.

Y es que los modelos occidentales de aerolíneas tradicionales que crean una filial low cost no son precisamente de éxito. Dejando a un lado Iberia Express, recordemos el caso español de Clickair. La filial de Aeroflot le hará la competencia a la misma Aeroflot con tarifas más competitivas, y no necesariamente con un incremento de beneficios dada la reducción de costes que supone una aerolínea de bajo coste.

En cualquier caso, lo que está claro es que hasta día de hoy es más barato volar a Madrid o Nueva York desde Moscú que hacerlo a San Petersburgo o Vladivostok. Así que la entrada del low cost en el país también es beneficiosa para todos aquellos viajeros a los que no les baste con visitar las principales ciudades occidentales del país, o que quieran evitar la experiencia aventurera del Transiberiano.

Si vuestro destino es Rusia y vuestro año 2014, echadle un vistazo a las ofertas a partir de enero. Puede que encontréis nuevas y agradables sorpresas.

Vía: Tourism Review.

Foto: Axel Schwenke.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...