Rotterdam, el puerto de los tulipanes

En esta entrada viajamos a Rotterdam, la ciudad portuaria de los Países Bajos que nos recibe con una excelente oferta de ocio.

Uno de los puertos más singulares e importantes de Europa que uno puede conocer es Rotterdam. En efecto, este puerto de Holanda es uno de los más grandes del mundo. Pero Rotterdam no sólo es su puerto ya que aquí se asienta la segunda ciudad más importante del país tras de la capital Amsterdam. El centro comercial del país yace aquí y la oferta cultural es muy buena, ni qué decir de la oferta de ocio que como todos sabemos se amplifica en los Países Bajos.

Vista de Rotterdam

Vista de Rotterdam

En Rotterdam podemos hospedarnos en el Westin Hotel que queda ubicado a 150 metros de altura, en la torre Millenium desde donde tendremos sin duda las mejores vistas de la ciudad. Otra magnífica estancia la obtenemos en el Golden Tulip Rotterdam Centre, ubicado magistralmente a metros del río. Aquí podemos contemplar los mejores amaneceres de Europa. Si queremos ahorrar podemos elegir alojarnos en el Baan Hotel que queda bien ubicado en el centro de Rotterdam.

Podemos comenzar nuestro recorrido por la ciudad yendo a conocer el Puente Erasmus, también conocido por los holandeses como “el cisne”, uno de los símbolos de Rotterdam. Cerca estará el puerto de Rotterdam que nos permite un agradable recorrido por las costas y si nos animamos, podemos rentar una de las embarcaciones llamadas Spido que nos pasearán cerca al muelle.


Otro atractivo turístico imperdible en Rotterdam es el Zoológico y el Acuario donde veremos fauna de distintas partes del mundo en una visita que fácilmente nos puede tomar la mitad de un día. Al atardecer podríamos subironos al Euromast que es la torre con el mirador más alto de Rotterdam. Las vistas del puerto al atardecer son sencillamente increíbles y podemos matizar entrando a la Space Tower, anexa a Euromast.

Casas Cúbicas

Casas Cúbicas

La arquitectura también tiene sus lugar en Rotterdam, sobre todo la arquitectura moderna, para lo cual debemos visitar las llamadas Casas Cúbicas. Luego podemos ir al Kunsthal, otro edificio con singular arquitectura que alberga muestras itinerantes de arte. Luego debemos ir al Tropicana, un conglomerado de espacios acuáticos artificiales donde podemos recrearnos en compañía de nuestros amigos. No podemos salir de Rotterdam sin ver y comprar los tulipanes, uno de los símbolos de la ciudad. Para esto debemos dirigirnos al Museo Trompenburg que cuenta con excelentes comercios florales.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...