Roma se toma muy en serio los daños a sus monumentos

Roma vuelve a demostrar que no está dispuesta a que los turistas del extranjero dañen la estructura de 2000 años de antigüedad de su Coliseo.

Multa por dañar el Coliseo de Roma

Es de sentido común pensar que producir un daño en un monumento puede acarrear consecuencias graves para quien lo hace. Pero nunca está de más fijarnos en ejemplos reales para que lo tengamos más en cuenta cuando realizamos viajes al extranjero, donde quizá no estamos tan puestos con las normas que tienen como en nuestro país. El mejor ejemplo de este tipo de suceso, y que nos sirve de claro reflejo a tener en cuenta, viene de Roma, donde un turista ruso ha sido multado con 20 mil euros por grabar su nombre en un conocido monumento de la ciudad.

No sabemos en qué pensaba exactamente el hombre en cuestión, de 42 años, cuando pensó que podría salirse con la suya impune en lo referente a grabar su nombre en uno de los muros del anfiteatro romano del Coliseo. Esta obra histórica es fuertemente vigilada, aunque esto no impidió que el delincuente en cuestión consiguiera grabar en la piedra la letra K.

El gobierno italiano se ha mostrado muy decepcionado por lo ocurrido, dado que esta estructura dispone de un total de 2000 años de antigüedad a lo largo de los que se ha supervisado de forma permanente para mantener su buen estado. El problema es que no se trata de una simple inscripción, sino que ha sido producida de forma que ha deteriorado el monumento en una parte problemática.

Por si esto fuera poco y remarcando esto como aviso a fin de que no vuelva a ocurrir nada parecido, el gobierno italiano quiere recordar que este no es un caso aislado. En realidad, el turista ruso ha sido el quinto que grababa algo en los muros del Coliseo solo en este año 2014. La estructura se está viendo muy comprometida debido al vandalismo que acosa a la zona en los últimos años. En los casos anteriores los culpables fueron un canadiense, un brasileño y dos australianos. En el último caso fueron padre e hijo, mientras que los otros dos turistas eran simplemente adolescentes que parece que querían hacer una gracia sin tener en cuenta lo que esto suponía para el inolvidable monumento romano.

La multa de 20 mil euros al turista ruso que ha dejado su inicial grabada en la piedra debería servir de ejemplo para que otras personas no hagan nada parecido. En cualquier caso, recomendamos visitar y disfrutar viendo el Coliseo, pero no tocarlo para dañar la estructura, dado que puede tener consecuencias fatales.

Vía: Fox News

Foto: dumplife (Mihai Romanciuc)

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...