Recorre el pasado industrial de China a bordo de un tren de vapor

Cerca de la bulliciosa Chengdu, puedes tomar un tren de vapor hasta Bagou, una antigua ciudad minera símbolo del pasado de China.

tren vapor

En las últimas décadas, el crecimiento económico ha propiciado un desarrollo constante en las regiones del interior de China. Más allá de Shangái o Pekín encontramos ciudades como Chengdu, la capital de la provincia de Sichuan, que, con sus 14 millones de habitantes, ha irrumpido con fuerza en el mapa de destinaciones turísticas y se ha convertido en símbolo de modernidad, buena gastronomía y propuestas para todos los gustos.

Sin embargo, no todas las metrópolis han sufrido la misma evolución. A pocos kilómetros de Chengdu, apenas unas dos horas en coche, encontramos un ejemplo de que algunas regiones de China siguen ancladas en el pasado. Se trata de Bagou, una antigua ciudad minera que, en pocos años, ha visto cómo su población descendía de 20.000 a 1.500 habitantes.

Tras el cese de la actividad minera, la mayor parte de la ciudad cayó en el abandono, dejando una precaria imagen de hospitales, escuelas y edificios vacíos. A pesar de su decadencia, en los últimos años las visitas a Bagou han remontado gracias al tren de vapor que conecta la ciudad con Shibanxi, en un pintoresco recorrido por el que cada vez optan más y más viajeros. ¿Podría el turismo salvar la ciudad del abandono?

El tren de vapor es, sin duda, una opción a tener en cuenta si viajas al oeste de China. Se construyó en 1958 para conectar con la ciudad fluvial de Shibanxi, y tiene un recorrido de 20 kilómetros, con seis paradas intermedias. Por un precio irrisorio (menos de 1 ?) podrás emprender un viaje por el pasado industrial de China mientras viajas a bordo de un tren de transporte de carbón, que cuenta con espacio también para pasajeros.

Desde la ventanilla, verás cómo se suceden los paisajes del interior, llanuras y vastas extensiones que se abren hasta donde alcanza la vista. Al mismo tiempo, el recorrido te transportará a otras épocas, a la esencia más rural del país, teñida por los avances industriales y, sobre todo, por décadas y décadas de explotación minera. ¡Un viaje tranquilo y auténtico a pocos kilómetros de la China más bulliciosa!

Foto / artberri

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...