Providencia y Santa Catalina

Dos islas del caribe colombiano declaradas por la UNESCO como una nueva Reserva Mundial de Biosfera, haciendo parte de las 391 zonas ecológicas que actualmente existen en la tierra.

bahia_sur_oeste_thumb_1.jpgUn mar de siete colores es una de las características de ensueño de Providencia y Santa Catalina, dos pequeñas islas localizadas en el Caribe colombiano que, al igual que San Andrés, recibieron de la UNESCO en año 2000 el título de Nueva Reserva Mundial de la Biosfera.

El origen de estas islas es volcánico, por lo que no es raro encontrar en su geografía variadas colinas y montañas que se levantan entre un apreciable bosque tropical. Providencia tiene una extensión de 17 kilómetros cuadrados, y el área de Santa Catalina es de 1 kilómetro cuadrado Ambas islas fueron ocupadas por los piratas Morgan, Louis Aury, y Mansvelt quienes les construyeron un canal artificial para unirlas. Sobre ese canal posteriormente se levantó un puente flotante de madera llamado El malecón de los enamorados. De la ocupación pirata aún queda la leyenda de que parte del tesoro de Morgan reposa en alguna de las montañas de Santa Catalina. Los primeros asentamientos humanos ocurrieron alrededor de 1629 por ingleses, pero cambiaron de manos frecuentemente durante los siguientes 200 años. Españoles, ingleses y holandeses se disputaron de manera alternada su posesión. Como prueba de este período histórico en Santa Catalina se encuentra el Fuerte Warwick un lugar que exhibe varios cañones bajo la fronda de la vegetación.

El idioma que se habla en estas islas es el español, y un inglés de origen caribeño que es el resultado de una mezcla entre francés, inglés, y español.

Las costumbres y tradiciones de Providencia y Santa Catalina tienen una marcada influencia europea y afro-caribeña. En el mes de junio se celebra una festividad folclórica en la que los habitantes disfrazados con vestidos típicos se entregan a la práctica de diferentes bailes como la mazurca, el vals, y cuadril, acompañados por instrumentos musicales entre los que se destacan el violín, el acordeón, y la guitarra. Otros ritmos musicales imperantes en las dos islas son el reggae de Jamaica y el calipso de Trinidad.



Los principales atractivos de Providencia y Santa Catalina son las playas Manchineel Bay, Southwest Bay y Freshwater Bay, donde el turista puede bañarse en las aguas seguras y multicolores del mar, y disfrutar de un delicioso almuerzo en uno de los restaurantes que se levantan en la playa. El plato típico que se ofrece como principal es el rondón, que está preparado con pescado, caracol, yuca y dumplings cocinados en una exquisita salsa de leche de coco. También se puede disfrutar de otros platos que se preparan a base de pescado, cangrejo, caracol y langosta. La bebida típica es ron de caña local conocido popularmente como “bushy”.

Una gran variedad de especies conforman la fauna que se alberga en los bosques tropicales de Providencia y Santa Catalina. Reptiles, entre las que sobresalen las lagartijas, y aves multicolores migratorias integran su ecosistema, destacándose la fragata marina Man O’War, que es única en su tipo. Entre los meses de abril y mayo el visitante podrá tener oportunidad de ver a los cangrejos negros que descienden de las montañas para depositar los huevos en el mar.

El Parque Nacional Old Providence McBean Lagoon está rodeado por un complejo de manglares entre los que se encuentran el mangle blanco, el mangle rojo, y el mangle amarillo. En su bosque seco con árboles pequeños predomina el cock-Spur que posee unas espinas conicas donde reside la hormiga Pseudomyrmex Ferruginea, conocida por su agresividad y su dolorosa picadura. Otras especies de su flora son la palma pactá, una especie endémica de la Isla, el resbalamono, y algunas cactáceas. Los Cayos Cangrejo y Tres hermanos, situados dentro del Parque tienen una vegetación en la que se destacan las palmeras de coco, el icaco, y el Picus.

Una de las actividades que más atrae al turista que visita a las Islas de Providencia y Santa Catalina es el ascenso al Pico, el punto más alto de las islas, ubicado a 360 metros sobre el nivel del mar. Desde allí se puede disfrutar de una espectacular vista panorámica del mar y del extenso arrecife coralino.

cabeza_de_morgan_thumb_1.jpgLa Cabeza de Mórgan es otro atractivo de la isla Santa Catalina. Esta es una escultura de piedra natural, esculpida por las olas, que guarda un tremendo parecido con una cabeza humana si se observa desde la distancia. Ese nombre se le dio por el pirata inglés que algún día desembarcó en las islas.

Cayo Cangrejo es un islote que se encuentra frente a las costas de Providencia. Sus aguas cristalinas y su bello paisaje marino lo convierten en un lugar paradisíaco. En su parte superior hay un gran peñón al que se asciende por una escalinata. Una vez arriba, el visitante puede divisar desde allí toda la majestuosidad del mar.

En Bahía Suroeste se puede bucear en las tibias y tranquilas aguas de un mar con diferentes tonalidades. En este sitio también se llevan a cabo carreras de caballos organizadas por los isleños.

La playa más despoblada es la de la Bahía de Manzanillo. En esta bahía se encuentra el Malecón de los Enamorados, y una de las advertencias que hacen los guías turísticos es cuando el turista llega allí es que se abstenga de comer unos frutos semejantes a las manzanas, pero que son extremadamente venenosos.

De Bahía Aguadulce salen la mayoría de excursiones de buceo. Esté sitio está bañado por corrientes de agua dulce que proceden de las montañas. Aquí hay una buena oferta de cabañas para hospedaje y de hoteles.

atardecer_fuerte_morgan_2_thumb_1.jpgLas noches en Providencia y Santa Catalina son mágicas y románticas. Usted podrá cenar en diversos restaurantes y kioscos ubicados en diversos puntos de las islas, y disfrutar de la comida local e internacional. También hay bares y discotecas al aire libre muy populares para residentes y visitantes. En noches de luna llena se acostumbra reunirse alrededor de fogatas para disfrutar de la música al ritmo del mentó, el calipso, la salsa y el reggae.

Por sus condiciones geográficas excepcionales, por su aislamiento, y su condición primitiva, las islas de Providencia y Santa Catalina constituyen un destino turístico ideal para el descanso y el sano esparcimiento. Sus hermosas y solitarias playas son propicias para la natación, el buceo, el esquí, y otros deportes acuáticos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...