Probar los dulces típicos de París

El viajero puede vivir todo tipo de experiencias recorriendo el continente, ya que hay muchas maneras de hacer un viaje, ya sea para conocer culturas, para descubrir paisajes y encantos naturales, para disfrutar del arte o para aprovechar las ofertas gastronómicas de cada destino, algo por ejemplo muy recomendable a la hora de hacer uno de los viajes Paris.

Dulces de Paris

Quien tenga la posibilidad de viajar a la capital francesa, debe saber que es reconocida mundialmente por su exquisita cocina y la calidad de sus vinos, por lo que organizar un viaje para probar todos esos sabores es una excelente idea. El pan es una de las principales tentaciones, hay panaderías en París en practicamente todas las esquinas, por lo que el olor a pan caliente es algo típico de la bella ciudad.

Los dulces de París son los más solicitados, los Crepes franceses por ejemplo son una delicia local, son conocidos también como galettes y se pueden mezclar con casi cualquier ingrediente, por eso son realmente versátiles en sabores. Se dice que se pueden probar los mejores de todo el suelo parisino en Au Petit Grec, que se encuentra en la 66, rue Mouffetard 75005. Comprar y probar un crepe es la excusa perfecta para aprovechar a tomar alguna bebida caliente y dar un paseo por el Barrio de Mouffertard, sin dudas uno de los más pintorescos de toda la capital.

Otro sabor imperdible es el de los Croissants, que se encuentran presentes en casi todas las comidas del día, junto con los pains au chocolat, que son panecillos de chocolate. Se compran en casi cualquier sitio, pero recomiendan los de la cadena Maison Kayser, tiernos por dentro y muy dorados y crocantes por fuera.

Nadie se va de París sin antes haber probado los famosos macarons, sumamente adorados por los propios franceses. Son dulces pequeños de merengue, rellenos de suave crema que pueden tener diferentes gustos: chocolate, fresa, vainilla, menta, caramelo, coco o lo que más le guste al consumidor. La presentación es encantadora, son pequeños y redondos, de colores brillantes y llamativos, se consiguen en la mayoría de las panaderías y pastelerías, aunque un sitio recomendable para probarlos es la casa Pierre Hermé o la tienda de Champs-Elysées.

Foto: Julien Haler de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...