Prácticas asociadas con Ámsterdam: ¿qué es legal y qué no?

Cada año miles de turistas se desplazan a hasta esta ciudad para contemplar los encantos perderse por sus peculiares calles y visitar todos los museos.

Amsterdam

Pocas ciudades evocan la libertad como Ámsterdam. A la bella capital holandesa no le faltan atractivos: todos los años recibe a millones de visitantes que deambulan por sus encantadores canales, pedalean por sus peculiares calles y se pierden entre arte en sus numerosos museos, como el recién renovado Rijksmuseum. Van Gogh, Rembrandt y Ana Frank son algunos de los nombres que asociamos con Ámsterdam. Pero a todas estas facetas hay que sumarle otra: el de una ciudad desinhibida, libre, donde están permitidas algunas de las cosas que el resto del mundo prohíbe. ¿Es cierta la fama que precede a la capital holandesa? ¿Qué es legal y qué no puedes hacer?

Muchos años antes de que otros países se plantearan legalizar el consumo de marihuana, la prostitución o el matrimonio homosexual, los holandeses ya demostraron su carácter pionero ante las cuestiones más controvertidas. Precisamente la marihuana es uno de los productos que más se asocian con Ámsterdam, y muchos turistas se desplazan a la ciudad atraídos por la idea de fumarla en público, algo prohibido en la gran mayoría de países. Sin embargo, quizás te sorprenda saber que, en los Países Bajos, las drogas de uso recreativo están prohibidas, la marihuana incluida; pero está permitido que cada persona posea menos de 5 gramos de esta hierba alucinógena. Esto popularizó los coffee shops, establecimientos donde puedes tomar un café y escoger un producto entre la carta de cánnabis.

Además de estos locales, en Ámsterdam también encontrarás tiendas que venden semillas, un museo dedicado a la marihuana y otras muchas atracciones destinadas a los turistas. Sin embargo, mientras que en la ciudad se puede fumar esta droga y tomar algunos tipos de setas alucinógenas en pequeñas cantidades, en otros lugares, como en Maastricht, es ilegal.

Por otra parte, en los Países Bajos la prostitución y los burdeles están legalizados desde 2000, y el Barrio Rojo es una de las atracciones más visitadas de Ámsterdam. La nación también fue la primera en legalizar el matrimonio entre personas del mismo sexo: la primera ceremonia la ofició el alcalde de Ámsterdam en 2001. Así que, como ves, ¡la capital holandesa tiene una fama bien merecida!

Fuente / CNN

Imagen /  Moyan_Benn

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...