Nadar con cerdos es posible en Pig Beach, en Las Bahamas

En la isla desierta de Big Major Cay, en las Bahamas, es posible nadar con cerdos y darles de comer.

Pig Beach Bahamas

Seguro que no te sorprendes si te contamos que en algunos lugares del mundo es posible nadar con animales acuáticos, como delfines o focas, o incluso alimentarlos, como en el caso de los tiburones (siempre, claro, desde el interior de una jaula). Pero quizás consigamos sorprenderte si te hablamos de una experiencia insólita de la que puedes disfrutar en las paradisíacas Bahamas. Allí, entre las aguas cristalinas y los cabos de ensueño del área de Exuma Cays, unos pequeños animalitos merodean en libertad y se acercan al agua para revolcarse… Nada más y nada menos, ¡que cerdos!

Los grupos de cerditos salvajes viven en la pequeña isla desierta de Big Major Cay, también conocida como Pig Beach, o la Playa de los Cerdos. Cuenta la historia que los cerdos llegaron a la isla por obra de un grupo de marineros, que tenía la intención de regresar y convertirlos en un suculento plato. Sin embargo, los marineros nunca volvieron, y los cerdos se adueñaron de la isla. Muchas son las especulaciones sobre su origen, e incluso hay quien asegura que todo es una estrategia de las empresas de la zona para atraer al turismo. Si es así, ha tenido éxito: hoy en día, los cerditos de Pig Beach son una de las atracciones más extravagantes y conocidas de las Bahamas. Ellos siguen viviendo en libertad en la isla, alimentados por los barcos de locales que pasan cerca de la isla o por los grupos de turistas que desembarcan en las playas en alguno de los cruceros.

Gracias a sus habilidades acuáticas, los cerdos de Pig Beach protagonizan curiosos baños que no encontrarás en ningún otro lugar del mundo. Si te apetece nadar junto a ellos, no tienes más que subir a uno de los cruceros que se organizan desde Exuma y disfrutar de las playas tropicales en compañía de los cerditos. Si te apetece, puedes traer algo de comer para los animales, aunque recuerda que siempre hay que respetar su ritmo y no molestarles si duermen o no quieren entrar al agua. Para redondear la experiencia, ¡desembarcar en la isla y nadar con los cerdos es gratis!

Foto / cdorobek

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...