Madrid desde el cielo

Una opción original de conocer Madrid es hacerlo mediante un recorrido por los diferentes rascacielos que llenan la ciudad. Hay una buena colección de edificios que superan los 100 e incluso los 200 metros de altura

Hace tiempo que llevo soñando con hacer uno de esos viajes que todo buen viajador tiene en mente: Nueva York. La ciudad que nunca duerme, la más importante del mundo y, ante todo, la de los rascacielos. Pero gracias al eco de mis bolsillos, me tengo que conformar con seguir soñando. Sin ser lo mismo, sí quiero descubrir algunos de los rascacielos madrileños y para eso no me importa recorrer de punta a punta la capital de España. Para eso he contratado el alquiler de coches en Madrid y como mínimo sentir más cerca las sensaciones que me esperan en la gran manzana.

La Puerta de Europa forma una de las imágenes más bellas de Madrid

Para empezar el recorrido nada mejor que hacerlo en uno de los grandes emblemas que todo el mundo tiene en la memoria: Torrespaña. Y es que la sede de la Televisión Española tiene esta forma tan peculiar que le ha hecho que de forma divertida la gente la llame el pirulí. Eso sí, a pesar de haber sido construida hace 30 años, en 1982, tiene unos más que considerables 231 metros.

Casi de la misma época, tan solo 6 años después, es el próximo edificio emblemático de los cielos madrileños. La conocida Torre Picasso que se alza poderosa con sus 157 metros y sus 43 pisos. Está ubicada en una zona de oficinas de lujo y su color blanco le otorga una llamativa posición de privilegio entre los madrileños.

Hay pocos lugares más emblemáticos que la Plaza España, justo junto a la Gran Vía, y en su momento, allá por el año 1957, cuando edificaron la Torre de Madrid sabían que se convertiría en una de las imágenes preferidas por todos los millones de turistas que pasarían y admirarían sus 142 metros y 37 plantas de esta mole de acero y cemento. No muy lejos de allí, pero de un color mucho más oscura que la anterior, podemos admirar la Torre Europa, en el Paseo de la Castellana que compite en recibir miradas con el vecino Santiago Bernabéu. En todo caso, sus 121 metros y 35 plantas son dignos de ser mirados con deleite.

¿Y qué decir de las famosas Torres KIO? Esas dos construcciones enormes que parecen hacer un pulso a la ley de la gravedad y que conforman la denominada Puerta de Europa. Sus 114 metros y sus 26 plantas no pueden competir con las ya descritas ni con las que están a punto de llegar (las Cuatro Torres Business Area, la mayor alcanzará los 250 metros), pero sí en cuanto a espectacularidad por sus 15 grados de inclinación.

Fotofrafía: Alex //Berlin _ Alexander Stübner

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...