Los rincones más especiales de los cementerios de Londres

Paseamos por los cementerios de Londres para descubrir las lápidas más especiales.

Cementerio Highgate, Londres

En algunos lugares del mundo, los cementerios, lejos de ser lugares poco transitados y de ambiente frío y gris, son verdaderos parques engullidos por el color verde. El Reino Unido alberga unos cuantos ejemplos de cementerios por donde merece la pena dar un paseo, y muchos de ellos se encuentran en la ciudad de Londres. Te invitamos a pasear por reductos de sosiego, donde cada pocos pasos descubrirás algún espectacular mausoleo o tumba que convertirá una visita al cementerio en una experiencia casi artística.

El cementerio de Highgate, en el norte de la ciudad, es uno de los más evocadores de Londres. También es de los más conocidos, pues allí está enterrado, entre personalidades de los mundos de la cultura y de las artes, Karl Marx. Pero, en ese espacio de aire victoriano, las lápidas más interesantes no pertenecen a nombres conocidos, sino a personas anónimas que descansan guardadas por impresionantes figuras. Y si no, fíjate en la tumba de Tom Sayer, desde la cual te saluda un perro guardián de piedra, símbolo de la fidelidad. Si visitas Highgate, recuerda que es uno de los pocos cementerios de Londres que cobran entrada, ya que se ha convertido en una especie de recorrido turístico. Entrar te costará £12.00.

Aunque no tan popular, el cementerio de Kensal Green también tiene rincones muy inspiradores. Uno de los más peculiares es la tumba de Andrew Ducrow, dueño de un circo en la era victoriana. Alrededor de su lugar de descanso podrás distinguir múltiples referencias clásicas: ángeles góticos, elegantes e intrigantes esfinges egipcias, columnas griegas?

En el cementerio de Abney Park, en Stoke Newington, te encontrarás con el rey de la selva. En muchos cementerios se tallaban leones de piedra para guardar las tumbas, y aquí reposa uno de los mejores ejemplos, un precioso león dormido en mármol que desde 1912 descansa entre la vegetación de Abney Park. Según la leyenda, quien acaricie su pata izquierda tendrá buena suerte.

Por último, en el cementerio de St Pancras encontrarás un rincón lleno de paz: un árbol alrededor del cual Tom Hardy instaló decenas de pequeñas lápidas. Las raíces y la piedra se han fusionado, dejando una imagen singular.

Fuente: CNN Travel

Foto / Duncan

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...