Los mejores museos de historia natural

El Museo de Historia Natural de Londres, el Museo Americano de Historia Natural en Nueva York o el Field Museum de Chicago son algunos de los museos más importantes del mundo dedicados a la historia natural, y que deberíamos visitar si vamos a esas ciudades.

La Ballena Azul del Museo Americano de Historia Natural en Nueva York.

A la hora de planificar un viaje a una ciudad seguro que nos detenemos ante sus museos. Depende del tiempo del que dispongamos, visitaremos más o menos museos o dedicaremos más tiempo a pasear por sus pasillos contemplando sus obras. El Louvre en París, el Prado en Madrid o la National Gallery de Londres son algunos de los museos que deberíamos visitar si vamos a esas ciudades. Pero los museos no son solo cuadros y esculturas, también las ciencias naturales merecen su espacio, por lo que vamos a recorrer los principales museos de historia natural del mundo.

  • Natural History Museum (Museo de Historia Natural, Londres, Inglaterra). Probablemente, este sea el mejor museo dedicado a la naturaleza que podamos encontrar en todo el planeta. La entrada a su colección permanente es gratuita, y tiene cuatro grandes zonas dedicadas a las fuerzas naturales como terremotos y volcanos y sus efectos sobre la Tierra (zona roja); los animales, desde la época de los dinosaurios hasta el ser humano (azul), la ecología (verde) y el Centro Darwin (naranja). Para visitar las exposiciones temporales si que hay que pagar.
  • American Museum of Natural History (Museo Americano de Historia Natural, Nueva York, Estados Unidos). Es uno de los más conocidos del mundo, a lo que ha contribuido su presencia en películas como ‘Noche en el museo’. Su exposición permanente cuenta con 46 salas, donde las dedicadas a los fósiles son la gran estrella. Seguro que la ballena azul a tamaño real que cuelga del techo de la entrada principal nos sorprenderá. El espacio también cabe en este museo, con un planetario y una sala dedicada a los meteoritos.

  • Field Museum (Chicago, Estados Unidos). En la ciudad del viento encontramos este museo donde podemos ver el esqueleto de Sue, el Tyrannossaurus más grande -y completo- que se ha encontrado hasta ahora. Los diferentes fósiles del museo nos pueden servir como guía en un recorrido que ha seguido la vida desde que surgieron las primeras formas acuáticas hasta el día de hoy. Además de Sue, en el Field Museum encontramos una exposición permanente dedicada a la antropología, la botánica, la geología y la zoología.

Sue, el tyranosaurio del Field Museum de Chicago.

  • Smithsonian (Washington, Estados Unidos). El Museo nacional de historia natural Smithsonian es uno de los 19 museos que conforman el Instituto Smithsonian, dedicado como su nombre indica a la historia natural. Además de las colecciones de dinosaurios, animales disecados, etc., en este museo llaman la atención dos salas: en el sótano, hay una colección con ejemplares de 100 pájaros que viven en Washington y en su periferia; y en el primer piso, en la zona dedicada a las gemas, está el Diamante Hope, uno de los más conocidos del mundo.
  • Downe House (Downe, Inglaterra). No podemos hablar de historia natural sin hacerlo de Charles Darwin, padre de la Teoría de la Evolución y probablemente el naturalista más famoso del mundo. Su casa en esta localidad del condado de Kent permanece prácticamente igual que cuando Darwin vivía en ella. Podemos visitar sus invernaderos -atención especial a las plantas carnívoras-, el jardín, sus alrededores e incluso una réplica de su camarote en el viaje a bordo del HMS Beagle.

Hasta aquí la primera parte de los museos de historia natural, que nos ha llevado a conocer los principales museos de los Estados Unidos e Inglaterra. En el siguiente post visitaremos los museos de Argentina, Canadá, Francia y Serbia.

Fuente: Consumer

Fotos: sneakerdog y Dallas Krentzell

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...