Los beneficios de adoptar la política del cero estrés

Si optamos por la filosofía del cero estrés cuando estamos de vacaciones notaremos una gran mejora en nuestro día a día.

Sin estrés vacacional

Viajar es una de las mejores cosas que podemos hacer para luchar contra el estrés. Nuestro trabajo, la familia, el dinero y mil razones más nos pueden llevar a sufrir amplios dolores de cabeza que nos pasarán factura futura en nuestro aspecto y salud. El estrés es más duro de lo que se pueda imaginar y por eso necesitamos viajar para liberarnos de él y dejarlo atrás.

Hoy queríamos hablar de lo que significa el concepto del cero estrés, el cual son muchos de los habitantes de países de Latino América los que lo defienden y extienden. En ocasiones se cree que viajando a un lugar idílico que tenga fantásticas playas y zonas de ocio lo que hacemos es relajarnos y descansar gracias a estos incentivos. Pero en lo que no se hace especial hincapié es en que uno de los motivos de la gran relajación se encuentra en adoptar un estilo de vida distinto.

Hay que cambiar el chip y de eso saben mucho en América Latina, donde han hecho suyo el lema de vivir sin estrés para ser feliz. Cuando ocurre algo inesperado, cuando se produce un altercado o un error no hay que estresarse ni buscar responsables, simplemente esquivar el problema de forma elegante y con la cual todo se pueda mantener en la máxima de las normalidades.

Conseguir encajar en esta idea del cero estrés no es nada sencillo, pero tenemos que intentar empujarnos para lograrlo. No hay que enfadarse, no hay que iniciar largas cruzadas para responder a problemas específicos o como forma de dar salida a una queja determinada. El estrés no nos conviene y tenemos que liberarnos de todo lo que supone en nuestro día a día. Hay que vivir, hay que disfrutar y dejar las malas vibraciones al margen. De esto es algo que nosotros en España también sabemos mucho, aunque cada vez más la sociedad se está dejando influir por el estrés diario.

La próxima vez que viajemos al extranjero recordemos que desconectar en las vacaciones para liberar el estrés no solo consiste en cambiar de ropa y de aspecto, sino que también es necesario ajustar nuestro día a día para intentar ser un poco más felices. No es que tengamos que hacer concentración zen para ello, pero sí que es recomendable que intentemos seguir los pasos de las personas nativas a las que vemos y las que seguro que no tienen ningún tipo de estrés.

Foto: jill111

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...