Los accionistas de Vueling rechazarán la oferta de IAG

IAG, el holding al que pertenecen Iberia y British Airways, quiere hacerse con Vueling, aunque sus accionistas consideran insuficiente la oferta de 7 euros por acción cuando expertos las valoran en 13 euros.

Un Airbus A320 de Vueling.

IAG, el holding surgido tras la fusión entre Iberia y British Airways, se ha propuesto ahora ir a por Vueling, la aerolínea de bajo coste española, aunque parece que no lo tendrá fácil. Tras decidir burlar a la Comisión Nacional del Mecado de Valores (CNMV) e intentar adquirir la low cost a través de una oferta de adquisición voluntaria y no mediante una oferta pública de adquisición (opa), los fondos con participación en el capital de Vueling rechazarán la oferta de IAG, de 7 euros por acción, al considerar que está por debajo del mercado.

Si IAG hubiese querido lanzar una opa se hubiese hecho con el 90% de la aerolínea presidida por Josep Piqué, pero a cambio hubiese tenido que pactar el precio de las acciones con la CNMV. Además, al intentar adquirirla mediante la oferta voluntaria tampoco tendrá que incluir en el folleto de la operación el informe de valoración elaborado por el experto independiente contratado por su filial participada.

Actualmente, IAG controla el 27’08% de las acciones de Vueling, conseguidas en free float, y de llevarse a cabo la operación planeada por el holding pasaría a poseer cerca del 73% de la aerolínea, con lo que el control de Vueling estaría en manos de IAG. Aunque las acciones de Vueling cotizan en bolsa a 7’90 euros, el precio más alto desde que en noviembre IAG se propuso adquirirla, los expertos cifran su valor en unos 13 euros, prácticamente el doble de los 7 propuestos por el holding. Pese a todo, IAG dice que no mejorará su oferta.

Esta no ha sido la única noticia que ha tenido a la aerolínea como foco de atención en los últimos días. El sábado, en unas jornadas económicas celebradas en S’agaró (Girona), su presidente, Josep Piqué, cargó contra la reducción de las tarifas del AVE, que comenzaron a entrar en vigor el pasado 8 de febrero. El que fuera ministro del PP acusó a Renfe de “competencia desleal” y recordó que los descuentos en el tren de alta velocidad se hacen “a cargo de los impuestos de todos”.

Piqué añadió que la decisión de bajar las tarifas del AVE perjudica a las compañías privadas como Vueling, con rutas idénticas a las ofertadas por el tren de alta velocidad como la Barcelona-Madrid. Durante su intervención, Piqué no habló sobre el intento de IAG por hacerse con su aerolínea, pero aseguró que pese a que 2013 será “un año muy complicado” la low cost volverá a tener beneficios.

Foto: Magic Aviation

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...