Las casas coloniales de Caracas

caracas1.jpg

Una ruta curiosa si tomas uno de los vuelos a Caracas, la capital de Venezuela, es la de las casas coloniales. Empezamos nuestro itinerario por la Casa Amarilla, situada frente a la plaza Bolívar. Hoy es la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, pero antaño fue la prisión real de la ciudad. De hecho, en los calabozos del sótano todavía se pueden encontrar grilletes y cadenas para los presos.

La Casa Amarilla recibe su nombre por el color de las paredes exteriores. De estructura neoclásica, fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1979.


caracas2.jpgDe martes a sábado puede visitarse la casa de Anauco Arriba, en la calle Arístides Roja. Se trata de una de las construcciones coloniales más antiguas de Caracas. Es una casa de campo que cuenta con más de 700 metros cuadrados de construcción. Hoy es un centro ambiental. Para darle este uso requirió muchos cambios ya que desde 1632 se utilizó como casa residencial y luego quedó abandonada.

La ruta continúa por la Casa Natal del Libertador, con un patio principal en el que se puede ver una pila bautismal, y un segundo patio, con bebedero y fuente. En esta finca nació Simón Bolívar en 1783. Hoy se pueden ver obras del artista Tito Salas, que sirven para ilustrar la vida de Bolívar. Al lado de la casa está el Museo Bolivariano.

Otras de las casas que pueden visitarse son la Casa de José Martí, que acogió a los niños más ricos de la ciudad, y la Casa Mendoza, en la que destaca el silencio que se experimenta ya que está al lado de una de las zonas más bulliciosas de Caracas.

Para acabar la ruta, no os perdáis el Museo Colonial Quinta de Aunuco, que muestra parte del legado artístico hispánico.

Foto1: Arepa182
Foto2: Nicholaslaughlin

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...